Ciudan a pacientes en el Centro de atención a personas con trastornos mentales en la provincia central de Quang Nam (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) – Alrededor de tres millones de vietnamitas – equivalente al 3,3 por ciento de la población nacional – padecen graves enfermedades mentales, mientras otros 13 millones 500 mil conviven con trastornos comunes.

Según datos divulgados en un seminario efectuado el lunes por el Ministerio vietnamita de Salud, la Organización Mundial de Salud (OMS) y la UNICEF, las alteraciones psicológicas son la principal causa de la carga de enfermedades en Vietnam.

Ante esa situación, el sector sanitario se enfrasca en diseñar una estrategia nacional sobre la salud mental en el periodo 2016 – 2020, con visión hacia 2030.

Ese plan fija como objetivo aumentar la eficiencia de las medidas preventivas, garantizar el acceso de los pacientes a los servicios médicos y sociales efectivos y justos, cumplir cabalmente los derechos humanos, impulsar la reincorporación de estas personas en la comunidad y reducir el riesgo de que sufran otras enfermedades, lesiones y discapacidades.

Vietnam planea aumentar para 2025 la tasa de adultos con conocimientos sobre la salud mental a 70 por ciento, y de enfermos conscientes de sus derechos a 50 por ciento. Mientras, la tasa de suicidio se deberá reducir en 20 por ciento, y el número de personas con trastornos mentales que acudan a los centros calificados se incrementará en 50 por ciento.

Para 2030, el país garantizará a estas personas el acceso a los servicios oportunos y de calidad, así como la participación completa en las actividades sociales, sin cualquier forma de discriminación, entre otros esfuerzos por cumplir los derechos humanos.

De acuerdo con la OMS, tres cuarto de las personas con desordenes psicológicos no tienen acceso a los servicios necesarios, especialmente en los países de mediano y bajo ingreso. Estos trastornos originan el 14 por ciento de la carga global de enfermedades y podrán provocar una pérdida de 17 billones de dólares a la economía mundial en los próximos 20 años. – VNA