Al menos dos civiles y un soldado han muerto en una cadena de atentados perpetrados (Fuente: twitter.com/CapaMagENG)
Bangkok (VNA) - Al menos dos civiles y un soldado han muerto en una cadena de atentados perpetrados en las provincias del sur de Tailandia tras la llegada de una delegación negociadora del gobierno.

La docena de ataques con bombas, tiroteos e incendios premeditados ocurrieron anoche en las provincias de Songkhla, Narathiwat y Pattani, según el ejército tailandés.

Uno de los ataques ocurrió cerca de la sede de una base militar que en ese momento alojaba a la delegación gubernamental, encabezada por el viceministro de Defensa de Tailandia, General Udomdej Sitabutr.

Dos de los muertos eran guardas de seguridad de un concesionario de coches en Songkhla, que fueron tiroteados por presuntos miembros de la insurgencia musulmana que posteriormente detonaron una bomba en el local, dijo un oficial de la Comandancia de Operaciones de Seguridad Interna en esta región.

La otra víctima es un soldado que murió cuando cuatro hombres tirotearon desde unas motocicletas una instalación militar en Pattani.

Según datos oficiales, más de seis mil 500 personas han muerto, de ellas 180 profesores, y más de 200 escuelas fueron destruidas, desde que la insurgencia estalló en 2004 en cuatro provincias del extremo sur del país (Yala, Pattani, Narathiwat y Songkhla), donde vive la mayor parte de la población musulmana. –VNA