domingo, 20 de agosto de 2017 - 17:09:30

Túnel de arcilla, atracción turística en Da Lat

Impresión

Lam Dong, Vietnam (VNA)- Durante muchos años, la ciudad central de Da Lat ha sido conocida como un sitio atractivo por sus vastos jardines de flores, bosques verdes de pinos y personas amables, pero ahora es famosa por otra atracción: un túnel de arcilla, que también tiene otros nombres, túnel de escultura, de basalto o aldea de arcilla. 


Túnel de arcilla en Da Lat (Fuente: Internet)

El túnel de arcilla de más de mil 200 metros fue construido en 2010 por Trinh Ba Dung, quien siente gran pasión por las obras antiguas de arquitectura de Da Lat, en la provincia altiplana de Lam Dong. 

Tras cuatro años de investigación, Dung encontró la manera de convertir la arcilla en un nuevo material de color único amigable con el medio ambiente, y lo utilizó para crear el túnel. 

Según el arquitecto, esta obra se formó a partir de la idea de reproducir la primitiva Da Lat y crear una ciudad famosa para el turismo en Vietnam. 

Al visitar el túnel, los turistas tienen la oportunidad de aprender más sobre la historia de la fundación y el desarrollo de la localidad. 

Desde la entrada, decorada con un dragón que simboliza la raza de los vietnamitas, los turistas empiezan a descubrir la belleza de Da Lat a través de réplicas de las obras arquitectónicas y culturales únicas de la urbe, como la estación de trenes, el palacio de verano de Bao Dai, la Universidad de Da Lat, el hotel Palace, la iglesia Con Ga, la pagoda Linh Ung, el lago Xuan Huong, el mercado Da Lat, el aeropuerto Kien Khuong y el valle Tinh Yeu (amor). 

Además, a lo largo la pasarela se puede contemplar réplicas de arcilla de coches antiguos como motores Vespa, locomotoras de vapor y utensilios para el hogar, que trazan el desarrollo de Da Lat. 

El complejo escultórico de arcilla estableció dos récords vietnamitas: por la casa de barro más grande, de 90 metros cuadrados, con su parte superior en relieve con el mapa de Vietnam, y por su estilo más singular.-VNA 

Sus comentarios sobre este artículo ...
Otros