Quang Nam, Vietnam, 30 nov (VNA)- Los turistas extranjeros a Hoi An no solo pueden disfrutar de las bellezas de esta antigua ciudad vietnamita, sino también experimentar la vida muy sencilla e interesante de los campesinos locales a través del programa “Un día siendo agricultor en Tra Que”.
El casco antigua de Hoi An, Fuente: VNA

Ubicada a dos kilómetros del Nordeste del centro de Hoi An, la Aldea de Verduras Tra Que es conocida desde hace tiempos por sus productos vegetales frescos y limpios.

Los primeros habitantes llegaron a esta tierra hace tres siglos y se ganaron vida con la pesca. Al percatarse de las favorables condiciones que les dotó la naturaleza, crearon las aldeas hortelanas aprovechando de la fertilidad generada por algas.

Con una superficie del cultivo de unas 20 hectáreas, la horticultura se convirtió en un oficio principal de más de las familias locales de generaciones a generaciones.

Al participar en el programa, los turistas se visten de traje campestre, incluido el sombrero cónico, y aprenden todos los pasos del cultivo como labranza, siembra y riego.

De acuerdo con Nguyen Len, habitante de Tra Que, el proceso de cultivo se realiza de manera tradicional, como lo hacían nuestros antepasados. Los excursionistas son guiados por los aldeanos para transformarse en los “agricultores reales”.

Después de horas de trabajo intenso pero divertido, los turistas disfrutan de la verdura fresca, fruto de su propia labor.

Gracias a esas características específicas, Tra Que se ha convertido en un producto turístico conocido que despierta interés de no solo visitantes nacionales sino extranjeros.

Las impresiones sobre el lugar y la hospitalidad de los lugareños dejarán sin duda imágenes inolvidables en los turistas durante su viaje para descubrir las esenciales tradicionales de Vietnam.- VNA