An Giang, Vietnam (VNA) – La segunda fase del programa de viviendas para hacer frente a situaciones de inundación en el Delta del río Mekong será acelerada para satisfacer la demanda apremiante en la región, incluida la provincia de An Giang, afectada severamente por constantes deslaves.
Deslave en An Giang (Fuente: VNA)

Así lo afirmó el ministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente, Tran Hong Ha, al sostener este martes un encuentro con autoridades de An Giang, después de que un deslave ocurrido el 20 pasado por la erosión de la ribera en el distrito de Cho Moi, destruyera 14 viviendas y amenazara con inundar otras 90, además de obligar a 107 hogares a evacuarse. 

Durante la reunión, Hong Ha reconoció los esfuerzos de An Giang para evacuar oportunamente a los hogares en zonas peligrosas, gracias a los cuales no hubo pérdida de vidas humanas. 

Con respecto a la erosión cada vez peor en el Delta del Mekong, el titular declaró que todos los proyectos de extracción de arena en el lecho de los ríos deberán contar con el informe de evaluación de los efectos en el entorno. 

De acuerdo con el Servicio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de An Giang, en los últimos años la provincia sufrió consecutivos derrubios causados por la erosión de la ribera.

En concreto, en 2015 se registraron 20 casos, y en 2016, 18, los cuales provocaron pérdidas anuales de cuatro millones 400 mil dólares.

Actualmente, cerca de 51 tramos de riberas con longitud total de 162 kilómetros están en riesgo de erosión. De esa suma, 15 trechos de 30 kilómetros son los más vulnerables, amenazando a más de 20 mil hogares.

Ante esa situación, las autoridades de An Giang propusieron al gobierno adoptar políticas de asistencia destinada a la evacuación de 20 mil hogares ubicados en áreas de mayor riesgo de erosión en los cinco próximos años. – VNA