Hanoi (VNA)- Vietnam fija como meta garantizar hasta 2020 electricidad para la mayoría de los hogares en el país y hasta 2030, acceso de servicios de energía moderna y sostenible con precios razonables. 

Foto de ilustración (Fuente: Internet)


Según la estrategia nacional de desarrollo de energía renovable hasta 2030 aprobada recientemente por el primer ministro, Nguyen Tan Dung, el sector pretende además impulsar el progreso de fuentes eléctricas tradicionales y elevar la seguridad al respecto, así como promover el avance de la generación hidroeléctrica a pequeña y media escala en las provincias. 

De acuerdo con el plan, se trata de incrementar la energía producida desde fuentes hidráulicas de mil millones de kilovatios por hora (kWh) en 2015 a 90 mil millones de kWh en 2020 y a alrededor de 96 mil millones de kWh en 2030. 

Por otro lado, priorizará el uso de bioenergía y pretenderá aumentar el índice de aprovechamiento de residuos de árboles industriales y agrícolas a fines concernientes de 45 por ciento en 2015 a 50 por ciento en 2020 y 70 por ciento en 2050. 

Remontar el porcentaje del uso de restantes de actividades ganaderas para igual propósito de cinco por ciento en 2015 a 10 por ciento en 2020 y 50 por ciento en 2030 constituye otra meta de la esfera nacional. 

Los órganos involucrados dedicarán además esfuerzos para incrementar la proporción de tratamiento de residuos con el fin de generar energía a 30 por ciento en 2020 y 70 por ciento en 2030. 

Impulsar el avance de energía solar para el suministro eléctrico a zonas apartadas y el desarrollo de electricidad eólica en la tierra firme hasta 2030 y en alta mar y plataforma continental después de 2030 figuran como otros contenidos de la estrategia. 

De acuerdo con el plan, el sector se empeñará en elevar en 2050 el índice de energía generada por fuentes eólicas a cinco por ciento y solares a 20 por ciento.- VNA 
Según la estrategia nacional de desarrollo de energía renovable hasta 2030 aprobada recientemente por el primer ministro, Nguyen Tan Dung, el sector pretende además impulsar el progreso de fuentes eléctricas tradicionales y elevar la seguridad al respecto, así como promover el avance de la generación hidroeléctrica a pequeña y media escala en las provincias. 

De acuerdo con el plan, se trata de incrementar la energía producida desde fuentes hidráulicas de mil millones de kilovatios por hora (kWh) en 2015 a 90 mil millones de kWh en 2020 y a alrededor de 96 mil millones de kWh en 2030. 

Por otro lado, priorizará el uso de bioenergía y pretenderá aumentar el índice de aprovechamiento de residuos de árboles industriales y agrícolas a fines concernientes de 45 por ciento en 2015 a 50 por ciento en 2020 y 70 por ciento en 2050. 

Remontar el porcentaje del uso de restantes de actividades ganaderas para igual propósito de cinco por ciento en 2015 a 10 por ciento en 2020 y 50 por ciento en 2030 constituye otra meta de la esfera nacional. 

Los órganos involucrados dedicarán además esfuerzos para incrementar la proporción de tratamiento de residuos con el fin de generar energía a 30 por ciento en 2020 y 70 por ciento en 2030. 

Impulsar el avance de energía solar para el suministro eléctrico a zonas apartadas y el desarrollo de electricidad eólica en la tierra firme hasta 2030 y en alta mar y plataforma continental después de 2030 figuran como otros contenidos de la estrategia. 

De acuerdo con el plan, el sector se empeñará en elevar en 2050 el índice de energía generada por fuentes eólicas a cinco por ciento y solares a 20 por ciento.- VNA