Un restaurante no fumador (Fuente: VNA)
 
Hanoi (VNA) – Vietnam aplicó numerosos modelos e iniciativas prácticas para reducir el tabaquismo.  

De acuerdo con el Ministerio de Salud, se continuó la inspección en los restaurantes, hoteles y alojamientos turísticos y se detectaron numerosos casos de venta minorista de tabaco, los cuales recibieron multas financieras.  

Entre tanto, los modelos de “espacio libre de humo”, incluidas escuelas, oficinas, establecimientos de salud, ciudades turísticas, hoteles y restaurantes, han mostrado su eficiencia y han sido multiplicados.

Las medidas prácticas, tales como incluir las tareas antitabaco en la agenda anual de las organizaciones, prohibir fumar en las entidades públicas y considerar la conciencia sobre el tabaquismo como uno de los estándares para la evaluación de los funcionarios y empleados públicos, se han implementado eficientemente.  

Según la Confederación de Trabajo de Vietnam, el 70 por ciento de los sindicatos en todo el país aplicaron el modelo de “ámbito laboral sin humo”. Mientras, una similar iniciativa fue materializada en diferentes hospitales; y numerosos hoteles y restaurantes donde también aplicaron la prohibición de fumar en el espacio interior.  

Por otro lado, una mayor atención se ha dedicado a las actividades de asistencia a la abstención del hábito de fumar.   

El Hospital de Bach Mai, en Hanoi, estableció un centro de asesoramiento al respecto, el cual ofreció hasta la fecha cursos de capacitación a más de mil 500 médicos de nosocomios en todo el país.

Después de casi dos años, la línea telefónica gratuita del Hospital de Bach Mai recibió cerca de 13 mil 600 llamadas para pedir ayuda destinada a erradicar el hábito de consumo tabacalero. Las actividades de asesoramiento también fueron efectuadas en otros 10 nosocomios.  

Como resultado de esos esfuerzos, la tasa de fumar entre los estudiantes vietnamitas disminuyó de 3,3 por ciento en 2007 a 2,5 por ciento en 2014, mientras la tasa de consumo pasivo en los lugares públicos se redujo en 12-15 por ciento.  

Con respecto a las personas de más de 15 años de edad, un sondeo realizado por el Departamento General de Estadísticas y la Organización Mundial de Salud (OMS) revela que esa cifra entre los hombres cayó de 47,4 a 45,3 por ciento.  

Sin embargo, Phan Thi Hai, subdirectora del Fondo de prevención y lucha contra el tabaquismo, señaló que uno de los mayores obstáculos en la lucha antitabaco es el amplio acceso a los productos.

En ese contexto, sobresale la aparición de nuevos productos, tales como el tabaco de narguile (shisha) y cigarrillo electrónico, los cuales han sido promocionados ampliamente bajo conceptos erróneos como “muestra de la atracción y la moda”, e incluso como alternativas capaces de asistir a la abstención del tabaco tradicional.  

Esas publicidades inmorales han atraído a un gran número de jóvenes y han provocado malentendidos sobre los efectos de esos productos en la salud, alertó Thi Hai.  

Durante un mitin con motivo del Día Mundial sin Tabaco (31 de mayo) efectuado recientemente por el Ministerio de Salud, el representante en jefe de la Oficina de la OMS en Vietnam, Lokky Wai, dijo que las pérdidas causadas por el consumo tabacalero representan el uno por ciento del Producto Interno Bruto del país indochino.  

Esas pérdidas se pueden evitar mediante el control del tabaquismo, lo cual ayuda a reducir la pobreza y aumentar la productividad, afirmó.   

De acuerdo con Lokky Wai, se podrá mejorar considerablemente la eficiencia de esa lucha con el aumento del impuesto aplicado a los productos tabacaleros: esa tasa en Vietnam equivale a sólo el 40 por ciento del precio de la venta minorista, frente al promedio mundial de 58 por ciento y el 75 por ciento recomendado por la OMS.  

Numerosos expertos propusieron intensificar la concienciación pública sobre los efectos negativos de fumar y las regulaciones de la Ley Antitabaco, fortalecer las sanciones a los casos violatorios y cambiar el modo de subsistencia de los cultivadores de tabaco. – VNA

VNA – SALUD