Foto de ilustración (Fuente: VNA)
 
Hanoi (VNA) – Convertir el sector privado en importante impulso de la economía constituye una de las tareas trazadas por el Partido Comunista de Vietnam durante su XII Congreso Nacional, efectuado en 2016.  

En 2015, esa rama contribuyó con el 39,21 por ciento al Producto Interno Bruto del país; sin embargo, las empresas familiares de pequeña escala ocuparon hasta el 31,33 por ciento, mientras las privadas sólo contribuyeron con el 7,88 por ciento.  

De hecho, más del 97 por ciento del sector privado son micro y pequeñas empresas. En cuanto a la estructura, más del 80 por ciento de esa comunidad opera en el ámbito de comercio y servicios, un 10 por ciento en la industria y sólo uno por ciento en la agricultura.  

Durante los últimos años, el crecimiento de la economía privada resultó ralentizado, mientras el 45-50 por ciento de las empresas establecidas en el período 2007-2015 tuvieron que declarar la situación de bancarrota o suspender sus negocios.  

Ante esa situación, expertos reunidos en un coloquio recién efectuado en Hanoi analizaron las causas y buscaron soluciones para convertir el sector privado en factor importante de la economía nacional.  

Numerosos especialistas señalaron la insuficiencia del marco legal, la pequeña envergadura de la producción de las empresas privadas y la escasez de la conectividad de esa comunidad.  

La mayoría de las opiniones enfatizan la necesidad de un entorno de negocios favorable para la competencia leal y del perfeccionamiento del estatuto de la economía de mercado con orientación socialista.  

Pham Thi Thu Hang, secretaria general de la Cámara de Comercio e Industria de Vietnam, consideró que es necesario promulgar una ley de asistencia a las pequeñas y medianas empresas, la cual asista el crecimiento del sector privado en no sólo la cantidad y la escala de producción, sino también en la estructura, la competitividad, productividad y la calidad y sostenibilidad del progreso. – VNA