Un campo de arroz en Vietnam (Fuente: VNA)

Elevar la eficiencia de las actividades promocionales, renovar tecnologías y aumentar la información a los productores nacionales figuran entre medidas encaminadas a impulsar las exportaciones agrícolas de Vietnam a China.

Hoang Van Du, subdirector del Centro de Promoción del Comercio Agrícola del Ministerio de Industria y Comercio, ofreció tal sugerencia durante una entrevista con corresponsales de la Agencia vietnamita de Noticias (VNA) al margen de la Conferencia empresarial de Intercambio comercial Vietnam – China, organizada el sábado en ocasión de la Exposición China – ASEAN en la provincia de Guangxi.

De acuerdo con el experto, representantes de 38 proveedores vietnamitas participaron en la Conferencia para presentar artículos agrícolas, silvícolas, acuícolas y artesanales y estudiar nuevas maquinarias para la agricultura.

Con una población de más de mil 300 millones de personas, China es un mercado clave para Vietnam, enfatizó. El país ingresó en 2014 más de ocho mil millones de dólares por las ventas agrícolas a este destino, o sea, un cuarto del valor total de estas exportaciones.

Al penetrar en el mercado chino, las empresas vietnamitas se benefician de la facilidad del transporte – pues los dos países comparten una línea fronteriza de mil 400 kilómetros; además, las dos culturas tienen similitudes y los productos nacionales ganaron cada vez mayor favoritismo de consumidores chinos, observó.

Debe destacar que en el sector agrícola, Vietnam posee mayor ventaja que otros países en la región, subrayó.

Sin embargo, debido a la reciente desvalorización del yuan chino la cotización de las mercancías vietnamitas resultaron superiores a la de los similares de otros proveedores, tales como la India y Bangladesh, lo que dificultó las exportaciones del país indochino, anotó.

La escasez de información sobre el mercado y las políticas también perjudicó la eficiencia de la producción, añadió.

Para enfrentar esa situación, Vietnam deberá invertir más en los programas promocionales, afirmó.

De acuerdo Van Du, el presupuesto anual para estas actividades oscila alrededor de cuatro millones 500 mil dólares, de ellos un décimo se dedica al sector agrícola.

Mientras, estudios del Banco Mundial señalan que el promedio mundial equivale a 30 veces de ese monto, el gasto de Bangladesh, 15 veces, y Tailandia, 12, comparó.

Por otro lado, las compañías necesitan renovar la tecnología, mejorando la calidad de los productos y reduciendo el precio.

Es fundamental esta medida, ya que en un breve tiempo los tratados comerciales eliminarán todas las barreras arancelarias aplicadas para los envíos de diversos países, enfatizó.

Además, tendrán que aumentar la investigación sobre el mercado y la promoción, pues las empresas deben ser la fuerza principal que realiza estas actividades, y el Estado les instruirá y apoyará, agregó. – VNA