Hanoi, (VNA)- Dos ciudadanos japoneses fueron condenados respectivamente a 10 y ocho años por el Tribunal Popular de Hanoi, por el contrabando de siete estatuas de oro en agosto del año pasado.

Los sujetos son Iwamura Masakazu de 46 años de edad (exdirector de la compañía RG Innovation- entidad intermediaria para el envío de trabajadores vietnamitas a Japón-) y Kitada Takayoshi de 34 años, ambos oriundos de la prefectura nipona de Gunma.

Según el acta, Takayoshi, bajo el mandado de Masakazu, compró en Vietnam siete estatuas de Buda de oro, valoradas en más de 300 mil dólares, y las cubrió con una capa plateada, con el fin de trasladarlas ilegalmente a Japón.

Sin embargo, la aduana en el aeropuerto de Noi Bai detectó la carga ilegal y arrestó a dichos sujetos. –VNA