Pham Binh Minh (primero, desde izquierda) y representantes de otros cinco países iniciaron la CLM (Fuente: VNA)

Beijing  (VNA) – La primera Conferencia de Cooperación Lancang – Mekong (CLM) marcó la creación de un nuevo mecanismo de colaboración entre seis países en la subregión, que les permite a intercambiar medidas para el desarrollo sostenible en esa zona. 

Así lo afirmó el viceprimer ministro y canciller vietnamita, Pham Binh Minh, al intervenir hoy en la inauguración de ese evento, en la ciudad china de Sanya, provincia de Hainan. 

De acuerdo con Binh Minh, la subregión del Mekong enfrenta actualmente grandes desafíos en la seguridad y el progreso, especialmente los relacionados con la degradación del medio ambiente y de los recursos hídricos y el cambio climático. 

Particularmente, la grave sequía ha afectado negativamente en los últimos meses a los países en la parte baja del Mekong, amenazando el ecosistema y la supervivencia de millones de habitantes, subrayó. 

La decisión por China de aumentar el volumen del agua descargada en el río arriba, correspondiente a la petición de los países en la parte baja, para aliviar la escasez de agua y la salinización, es muestra de la necesidad de la CLM, y también el inicio alentador de un mecanismo de colaboración en esta subregión, declaró Binh Minh. 

Afirmó el respaldo de Vietnam a los principios y orientaciones a largo plazo establecidos en la Declaración de Sanya, según la cual el mecanismo de CLM se basa en el consenso, la igualdad, el interés común y el respeto a la Carta de las Naciones Unidas y otras leyes internacionales. 

Expresó su convicción de que ese mecanismo contribuirá a fortalecer las relaciones de vecindad entre los países en la subregión, ayudarles en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible y profundizar los lazos ASEAN – China. 

En su alocución, Binh Minh también ofreció diversas medidas para impulsar la cooperación Mekong – Lancang, en beneficio de todas las naciones integrantes. 

Enfatizó la necesidad de gestionar y utilizar de manera razonable y sostenible los recursos hídricos del Mekong, incrementar la conexión económica, cooperar en la producción agrícola sostenible y facilitar el intercambio comercial, inversionista y turístico transfronterizo. 

También aseguró que la CLM deberá armonizar con otros mecanismos de colaboración. 

Durante la conferencia, que tiene como tema “Un río en común, un futuro en común”, líderes de Camboya, Laos, Vietnam, Tailandia, Myanmar y China acordaron aumentar los nexos en tres pilares: política – seguridad, economía y desarrollo sostenible, y cultura e intercambio populares. 

Además de comprometerse a intensificar el trabajo conjunto en la gestión y el uso sostenible de los recursos hídricos, aprobaron la Declaración conjunta de Sanya “Por una futura comunidad común de paz y prosperidad entre las naciones de Mekong – Lancang” y la Declaración conjunta sobre la cooperación en la capacidad productiva. 

Vietnam ofreció propuestas acerca de la cooperación en la gestión de los recursos de agua y en la conexión económica, las cuales fueron apoyadas y reconocidas por otros países en la Declaración de Sanya y otros documentos de la conferencia. 

Hanoi también presentó tres programas, que fueron incluidos por unanimidad a la Lista de los proyectos de cosecha temprana para desplegar la primera etapa de la CLM, entre ellos un plan para impulsar la gestión conjunta de inundaciones y sequías y otro para sincronizar los estándares y procedimientos administrativos de las naciones integrantes. 

Al margen de la conferencia, Pham Binh Minh se reunió con el viceprimer ministro ruso Arkady Dvorkovich. 

En este diálogo, las dos partes coincidieron en la necesidad de acelerar el proceso de ratificación del Tratado de libre comercio entre Vietnam y la Unión Económica Euroasiática y acordaron impulsar los lazos en el comercio de productos agrícolas, industrias, energía y el sector petrolero. – VNA