Turistas extranjeros en la ciudad imperial de Hue (Fuente: VNA)
 

Hanoi (VNA) – El Ministerio de Cultura, Deportes y Turismo de Vietnam pidió a los comités populares de las provincias y ciudades, especialmente las que más atraen al extranjero, fortalecer la gestión sobre las actividades de negocio al respecto. 

En un comunicado emitido ayer, la cartera exigió la sanción estricta a las violaciones legales en la industria sin humo en las localidades. 

Durante los últimos tiempos, en diferentes provincias y ciudades se detectaron a extranjeros que participaron directamente en los negocios turísticos sin permiso legal, e incluso tergiversaron la cultura y la historia del país, señala el documento. 

Esos actos no sólo infringen la legislación, sino también perjudican la calidad de los servicios y la imagen del sector turístico de Vietnam, enfatiza. 

El Ministerio pidió a los gobiernos locales, especialmente en los polos de turistas foráneos, adoptar medidas urgentes para detectar, prevenir y erradicar ese fenómeno. 

En concreto, cada localidad debe diseñar un plan para desarrollar sus propios productos turísticos en concordancia con las condiciones actuales y medidas para gestionar efectivamente los servicios. 

Los destinos que explotarán grandes mercados como China necesitan estudiar experiencias de los lugares que recibieron a viajeros de esas fuentes, orientó la cartera. 

La policía, el sector de trabajo, la administración de mercado y el sector turístico coordinan para sancionar estrictamente a empleados extranjeros ilegales, así como a los proveedores de servicios y productos a precio injusto o de mala calidad, instruyó. 

Todos los extranjeros que entren en el territorio del país para trabajar ilegalmente serán expulsados y no les será permitido reentrar en Vietnam, esclareció. 

Además, se retirará el permiso de negocio o tarjeta laboral de las agencias de viajes o guías turísticos nacionales que respalden actividades ilegales de foráneos. 

La cartera también llamó al público denunciar a los casos violatorios. 

Con anterioridad, el gobierno de la ciudad central de Da Nang sancionó a seis ciudadanos chinos por trabajar como guías turísticos en Vietnam sin permiso de las autoridades locales. 

Esas personas, cinco mujeres y un hombre, deberán pagar una multa de 20 millones de dong (895 dólares) cada una. 

La administración de la ciudad costera, uno de los polos turísticos en el Centro del país, también adoptó diversas medidas para eliminar ese fenómeno, incluido intensificar la inspección sobre las actividades de ocio en el territorio, especialmente de guías chinos ilegales. 

En un acontecimiento relativo, la Administración de Turismo de Vietnam (ATV) envió ayer un comunicado a su par de China recabando la coordinación en el tratamiento a los turistas chinos que violaron la legislación del país. 

El documento se refiere a un grupo de viajeros chinos que provocaron desorden público después de beber alcohol. En concreto, el 14 de junio pasado, Hou Geshun, de 32 años de edad, quemó billetes de la moneda vietnamita en un bar en la ciudad central de Da Nang. 

Ese acto viola la Ley de Turismo de Vietnam, por eso el sujeto fue expulsado del país el 16 de abril. 

La ATV pidió que la parte china sancione estrictamente a ese caso y colabore estrechamente con autoridades vietnamitas para gestionar efectivamente a los turistas de ambos países, garantizando los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos e impulsando la cooperación turística binacional. 

En el período 2011 – 2015, el número de viajeros chinos a Vietnam registró un aumento medio de 5,9 por ciento al año, para cerrar el 2015 con un millón 780 mil llegadas. 

En la primera mitad de 2016, un millón 200 mil chinos visitaron Vietnam, representado un incremento interanual de 47,9 por ciento. – VNA