Hanoi(VNA) - La desertificación del mar es un problema que se está volviendo más severo en todo el mundo, incluso en Vietnam.

Fotos de ilustración (Fuente: VNA)

Este fenómeno afecta gravemente no sólo a la vida de las comunidades costeras, sino también al desarrollo sostenible, la seguridad ambiental y la soberanía marítima e insular.

Du Van Toan, del Instituto de Investigaciones Marinas e Insulares de la Administración de Mares e Islas de Vietnam, valoró que la desertificación del mar es un asunto urgente.

Destacó que la prevención de la desertificación es una tarea global que requiere una cooperación internacional a largo plazo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) define un desierto marino como un área en la que todas las especies marinas mueren o no pueden vivir, debido a condiciones naturales malas, calidad del agua o paisajes.

La primera causa de la desertificación del mar es el cambio climático que calienta el aire y el agua del mar y reduce la concentración de nutrientes y oxígeno disuelto. En aguas deficientes en oxígeno, las especies marinas suelen alejarse para buscar zonas ricas en oxígeno, mientras que otras como los moluscos bivalvos suspenden las actividades y entran en hibernación. Estos mariscos morirán si la deficiencia de oxígeno dura demasiado tiempo.

Otra causa importante de la desertificación del mar es la proliferación de ciudades costeras y parques industriales que generan un enorme volumen de desechos sólidos, aguas residuales y humos que impactan la calidad del aire y del agua de mar.

La mayoría de los desiertos marinos aparecen cerca de la costa, ciudades y zonas industriales, cuyas actividades generan emisiones de gases de efecto invernadero, aumentan la acidificación e interrumpen el suministro de nutrientes junto con los ciclos de oxígeno, nitrógeno y fósforo. La acidificación del océano llevará al blanqueamiento de los corales y a la degradación del hábitat.

Las prácticas de pesca destructivas, como el uso de explosivos o sustancias químicas peligrosas, dañan importantes ecosistemas marinos como los arrecifes de coral, los bosques sumergidos y la hierba marina. Además, las actividades de recuperación de tierras también destruyen los bosques costeros y los arrecifes de coral.

La oleada de nutrientes como resultado de la liberación de residuos de las actividades humanas también conduce a una floración de dinoflagelados rojos tóxicos, también conocido como marea roja, que mata especies marinas.

Se necesitan décadas, enormes esfuerzos y mucho dinero para recuperar los ecosistemas de coral.

Demasiadas actividades de barco en un área pequeña, como las que se encuentran cerca de puertos marítimos o bocas de ríos, también eliminan animales en esas zonas.

Científicos estadounidenses descubrieron que las regiones con baja clorofila, o desiertos marinos, se están extendiendo por todo el mundo, particularmente en el hemisferio norte.

En Vietnam, se han registrado muertes masivas de peces a lo largo de la costa de las provincias centrales de Ha Tinh, Quang Binh, Quang Tri y Thua Thien-Hue, así como en las pisciculturas de otras localidades.

Vietnam, al igual que muchos países del mundo, se ve afectado por el cambio climático, la emisión de residuos de las ciudades y las actividades industriales que han contaminado el entorno marino.

Ese hecho demuestra que Vietnam probablemente enfrentará la desertificación del mar.

Para desarrollar y proteger de manera sostenible el ambiente marino, es necesario estudiar las causas y la expansión de los desiertos marinos en las aguas de la costa vietnamita. Desiertos marinos también deben ser clasificados y expuestos en los mapas.

Las autoridades deben sacar evaluaciones exhaustivas de los impactos de las actividades socioeconómicas y los problemas de seguridad en el entorno marino.

Además, deberían establecer sistemas especiales de vigilancia de las zonas expuestas al riesgo de la desertificación y reforzar la cooperación internacional para hacer frente a este fenómeno.

Es importante difundir informaciones sobre este fenómeno entre las comunidades costeras y las organizaciones pertinentes para que conozcan el problema y unan esfuerzos para prevenir la desertificación del mar.

Vietnam tiene ahora 16 áreas de protección marina (APM). Aunque cubren un área pequeña, apenas el 0,3 por ciento del total, todavía pueden ayudar a mantener el balance ecológico si son bien gestionadas.

Se cree que las áreas de protección marina crearán efecto de restauración después de cinco años, y luego preverán un efecto de desbordamiento que ayuda a dispersar nutrientes a las áreas circundantes. –VNA

VNA-MAN