jueves, 24 de agosto de 2017 - 17:57:56

Vietnam exige salida definitiva de perforadora china

Impresión

Vietnam exige a China no reinstalar la perforadora Haiyang Shiyou- 981 o cualquier otro ingenio, en el lote petrolero 143 u otras áreas de las aguas soberanas del país indochino.

El vocero de la Cancillería de Vietnam, Le Hai Binh, hizo hoy esta declaración ante el traslado del equipo perforador HYSY-981 ayer hacia el Norte-Noreste con dirección a la isla china de Hainan.

Hanoi insta a Beijing a respetar sus derechos soberanos y jurisdiccionales sobre la zona económica exclusiva (ZEE) y la plataforma continental, reiteró.

Vietnam mantendrá firme su voluntad de salvaguardar la sagrada soberanía e integridad territorial, aseveró el diplomático y agregó que su país insistirá en la utilización de los recursos pacíficos y el cumplimiento de las leyes internacionales, sobre todo la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982.

A principios de mayo, China emplazó de forma perversa la plataforma petrolífera Haiyang Shiyou-981, escoltada por numerosos barcos armados, naves militares y aviones de combate, en un lugar a 80 millas marinas dentro de la zona económica exclusiva de Vietnam.

Esos navíos acompañantes realizaron agresivos ataques, como el uso de cañones de agua de alta presión y choques físicos a las embarcaciones oficiales y civiles de Vietnam, causando múltiples lesiones humanas y pérdidas materiales.

A finales de mayo, el barco chino número 11209 embistió y hundió al pesquero vietnamita DNa 90152 pese a que realizaba operaciones normales en su caladero tradicional.

Más tarde, China movió esa perforadora a la zona de 15 grados 33 minutos 38 segundos de latitud Norte y 111 grados 34 minutos 11 segundos de longitud Este, a 25 millas náuticas al Este -Sureste de la isla de Tri Ton del archipiélago de Hoang Sa (Paracels) de Vietnam y a 23 millas náuticas al Este-Noreste de la ubicación anterior, pero todavía dentro de la aguas jurisdiccionales de Vietnam.

Tal peligrosa movida fue una clara y grave violación de las leyes internacionales, sobre todo de la Convención de la ONU sobre el Derecho en el Mar (UNCLOS) de 1982 , y la Declaración de Conducta en el Mar Oriental firmada por el propio Estado chino. También amenaza directamente la paz, la estabilidad, la seguridad y la libertad de navegación en el Mar Oriental. – VNA
Sus comentarios sobre este artículo ...
Otros