Cumbre Vietnam 2016 (Fuente: VNA)

Ciudad Ho Chi Minh (VNA) – Renovar el modelo de desarrollo es una tarea ineludible para satisfacer las exigencias del proceso de integración económica global de Vietnam, afirmó el viceprimer ministro y canciller del país, Pham Binh Minh. 

A 30 años de Doi Moi (Renovación), la economía vietnamita alcanzó tanto logros como fracasos, reconoció durante la denominada Cumbre Vietnam 2016, un importante evento económico internacional efectuado este jueves en esta urbe sureña. 

De acuerdo con Binh Minh, las medidas renovadoras se aplicarán basándose en el impulso de la productividad, en la aplicación de tecnologías y el uso del intelecto en la producción. 

El gobierno apuesta por promover la participación del país en acuerdos de libre comercio, la exportación y el desarrollo del mercado interno, así como por reformar la agricultura, servicios industriales, la administración empresarial y el sistema financiero, aseguró. 

Además, el país considera como tarea clave renovar la educación, prestando mayor atención a la formación profesional, para adaptar la mano de obra a los efectos de la cuarta revolución científica-tecnológica mundial, añadió. 

Stephen Groff, vicepresidente de Asia Oriental, Sudeste Asiático y Pacífico del Banco Asiático para el Desarrollo, pronosticó que en los próximos cinco años, la capacidad de garantizar el crecimiento estable y la aplicación de diferentes tratados de libre comercio serán factores favorables para la economía vietnamita. 

Sin embargo, al lado del gran desafío de aumentar la calidad de los recursos humanos, Vietnam enfrentará dificultades en el aprovechamiento de esa fuerza laboral calificada, así como en la prevención de litigios laborales y la fuga de cerebros, alertó. 

Expertos participantes en el evento recomendaron que para captar más inversiones, Vietnam se concentre en los sectores capaces de generar grandes cambios, no sólo los que utilizan abundantes recursos humanos. 

Vietnam posee mayor fortaleza en la exportación que otros países asiáticos, y productos vietnamitas son también más competitivos en comparación con los procedentes de diversos exportadores que tienen la misma tendencia de desarrollar la producción para el consumo, observaron los especialistas. 

Asimismo, el país necesita penetrar más profundamente en las cadenas de valor globales, reduciendo la producción de los rubros dependientes de materias primas importadas, además de acelerar la solución de las ineficiencias de la gestión estatal y las dificultades que enfrentan las empresas, para prevenir un estancamiento en la atracción inversionista, sugirieron. 

El viceministro vietnamita de Industria y Comercio Do Thang Hai aseguró que el gobierno adoptará políticas para atraer más inversiones y a la vez proteger el medioambiente e intensificar la conexión interregional. – VNA