Sequía en Delta del Mekong (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) – El gobierno de Vietnam, las Naciones Unidas y las contrapartes llamaron a una asistencia financiera urgente de 48 millones 500 mil dólares para que el país enfrente la sequía y la salinización cada vez más exageradas por El Niño.

Durante una conferencia temática efectuada ayer por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y las Naciones Unidas (ONU), Vietnam también publicó un plan de respuesta urgente, para satisfacer las necesidades en cuanto a agua potable, saneamiento e higiene alimentaria.

El financiamiento para ese plan fue garantizado parcialmente, permitiendo al gobierno llevar a cabo los esfuerzos de asistencia más priorizados.

En marzo, el gobierno de Vietnam, la ONU y diversas organizaciones no gubernamentales realizaron una breve evaluación, según la cual, en las 18 provincias más damnificadas, unos dos millones de personas permanecen sin agua potable y un millón 100 mil necesitan ayuda alimentaria.

Más de 60 mil mujeres y niños padecen la desnutrición, y la supervivencia de un millón 750 mil personas fue dañada severamente.

Otras ocho provincias enfrentan riesgo de caer en similar situación, debido a la falta de agua y la exposición a factores causantes de enfermedades, por el uso del líquido contaminado.

Por otro lado, la seguridad alimentaria está amenazada, pues la pérdida de las cosechas por la sequía disparará la tasa de desnutrición aguda infantil.

A partir de finales de 2015, el gobierno vietnamita suministró más de cinco mil 200 toneladas de alimentos a tres zonas más afectadas y desembolsó unos 45 millones de dólares para los esfuerzos de socorro a nivel nacional.

El 15 de marzo pasado, Hanoi convocó a las contrapartes internacionales a respaldar las actividades de asistencia, con prioridad a la provisión y el tratamiento de agua, a la garantía de la seguridad alimentaria y al aumento de la supervisión de los riesgos de epidemias.

“En la actualidad, no se puede cubrir la gran cantidad de demanda de pobladores debido a la falta de recursos. Cooperamos estrechamente con el gobierno vietnamita y las organizaciones internacionales para materializar el plan publicado hoy. Este programa se encaminará a los grupos en necesidad de agua potable, alimentos, nutrición e higiene,” enfatizó Pratibha Mehta, coordinadora permanente de la ONU en Vietnam, durante la conferencia.

Al cierre de la reunión, numerosos patrocinadores, incluida la ONU, el Banco Asiático para el Desarrollo (BAD), Estados Unidos y Nueva Zelanda, prometieron una ayuda total de siete millones 34 mil dólares para Vietnam.

Además, el Banco Mundial, el BAD, el gobierno japonés, la Agencia francesa para el Desarrollo (AFD) y el Banco alemán de Desarrollo expresaron su disposición de acelerar la liberación de capital para los programas a largo plazo, para que Vietnam responda a la situación actual y realice las medidas en el futuro. – VNA