Hanoi (VNA) – Vietnam y Nueva Zelanda fijaron como meta elevar el intercambio comercial bilateral a mil 700 millones de dólares en 2020, de acuerdo con una declaración conjunta emitida en ocasión de la visita del primer ministro John Key al país indochino. 

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Conforme con el documento divulgado el lunes en Hanoi, John Key realizó del 14 al 17 del mes presente la gira correspondiente a la invitación de su homólogo, Nguyen Tan Dung, con motivo del aniversario 40 del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre las dos naciones (19 de junio de 1975). 

Durante su estancia, el visitante se reunió con el premier anfitrión, el secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong, el presidente Truong Tan Sang y el titular de la Asamblea Nacional, Nguyen Sinh Hung, además de asistir a diversos eventos empresariales. 

Los líderes observaron las actividades conmemorativas de 40 años del establecimiento de los nexos entre Nueva Zelanda y la ASEAN. Hanoi declaró su respaldo a la elevación de estos vínculos al nivel de asociación estratégica durante la Cumbre del bloque que tendrá lugar en Kuala Lumpur el 19 próximo. 

Tras apreciar el notable aumento del intercambio de delegaciones, particularmente después de la visita del premier vietnamita al país de Oceanía en marzo pasado, ambas partes evaluaron altamente los acuerdos alcanzados en el viaje de John Key, incluido un programa estratégico en educación, un memorándum de entendimiento en aviación civil y un pacto en la salud. 

Reiteraron la importancia de impulsar la cooperación mutuamente beneficiosa en los sectores de prioridad identificados en el Programa de acción durante 2013 – 2016 para desplegar la asociación integral binacional, entre ellos la agricultura y comercio agrícola, educación, transporte aéreo, turismo, tecnología limpia, gestión de medio ambiente y riesgos de calamidad natural. 

Luego de resaltar el vigoroso crecimiento anual de 20 por ciento del trasiego mercantil bilateral durante los últimos cinco años, a unos 800 millones de dólares en 2014, los dos países se comprometieron a incentivar a las empresas a buscar nuevas oportunidades cooperativas en el marco del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y el Tratado de Libre Comercio Australia – Nueva Zelanda – ASEAN, encaminando hacia la meta de mil 700 millones de dólares en 2020. 

Prometieron dedicar prioridad a la eliminación de las barreras comerciales contra los productos agrícolas y acuícolas de las dos naciones. 

En la ocasión, el primer ministro neozelandés anunció diversos paquetes de ayuda al desarrollo para Vietnam, entre ellos un proyecto quinquenal de producción de verduras limpias, valorado en cinco millones 600 mil dólares; un programa para mejorar el dominio de inglés de funcionarios vietnamitas, a valor anual de tres millones 700 mil dólares; y el financiamiento de cinco millones 500 mil dólares para la segunda fase del proyecto de fortalecimiento de diques. 

Los líderes saludaron la iniciativa de fundar una asociación comercial intergubernamental. Ambas naciones se enfrascan en investigar las oportunidades colaborativas en la agricultura, salud e higiene alimentaria, así como en otras esferas potenciales en el marco de este mecanismo. 

Elogiando los avances en los lazos en defensa, apreciaron altamente las propuestas de las fuerzas de los dos países para el robustecimiento de la cooperación en misiones de mantenimiento de paz. 

Se manifestaron satisfechos ante la conclusión de las negociaciones del TPP y expresaron el deseo de que el Tratado entre en vigor con prontitud, aportando a las relaciones económicas bilaterales, al igual que el crecimiento, la prosperidad y estabilidad en la región. 

Los premieres también ratificaron la esperanza hacia un Acuerdo de Asociación Económica Integral (RCEP) de calidad y establecido sobre la base de los tratados comerciales ASEAN+1. 

John Key afirmó el respaldo a Vietnam como sede del Año APEC 2017. 

Vietnam y Nueva Zelanda, en calidad de cofundadores del Banco de Inversión en Infraestructura de Asia (AIIB) y miembros de su Junta administrativa, formularon votos por construir y mantener AIIB como una organización que opera efectiva y ecológicamente. 

Reafirmaron los compromisos con los mecanismos regionales como el Foro de ASEAN (ARF), la Reunión ampliada de Ministros de Defensa del bloque (ADMM+), la Cumbre de Asia Oriental (EAS) y el Foro marítimo ampliado de la agrupación (EAMF), enfatizando su rol en el mantenimiento de la prosperidad común y la solución de los desafíos de seguridad. 

Exhortaron a las partes concernientes a mantener la paz y estabilidad en la región, garantizar la seguridad y libertad de la navegación marítima y aérea en el Mar del Este, en conformidad con las leyes internacionales, sobre todo la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982. 

Llamaron a ejercer el autocontrol, evitar acciones que incrementen la tensión, realizar cabal y eficientemente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) y establecer lo más pronto posible un Código al respecto (COC). 

Por otro lado, enaltecieron el respaldo mutuo que contribuyó a la elección de Nueva Zelanda como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (mandato 2015 – 2016), y Vietnam, en el periodo 2020 – 2021. 

Subrayaron además la importancia de la Conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) como un mecanismo universal en respuesta a la alternación del clima y aprovecharon la ocasión para expresar profundas condolencias al pueblo francés por los recientes atentados perpetrados en París. 

En conclusión, los líderes acordaron continuar la implementación eficiente de los pactos firmados; incrementar la cooperación en la agricultura, incluido el impulso de la transferencia de experiencias y tecnologías; y respaldar la apertura por la aerolínea neozelandesa de la ruta directa entre Auckland y Ciudad Ho Chi Minh a partir de junio de 2016. – VNA