Hanoi (VNA) – El Producto Interno Bruto (PIB) de Vietnam en el primer trimestre creció 5,46 por ciento, menor que la cifra registrada en el mismo lapso del año pasado (6,12), anunció el Departamento General de Estadísticas (DGE).

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Durante una rueda de prensa ayer en Hanoi, el director general del DGE, Nguyen Bich Lam, informó que la economía mostró signos de ralentización aunque los tres primeros meses de este año es el trimestre inicial para la implementación del Plan del Desarrollo Socioeconómico 2016-2020.

Delineó que el incremento del valor del sector agroforestal y acuático durante el período examinado sólo equivale al 98,77 por ciento de la cifra registrada en la idéntica etapa del año anterior, y es también inferior a las de recientes períodos.

La producción de arroz en el Delta del río Mekong, mayor granero de Vietnam, se redujo un 6,2 por ciento, o alrededor de 700 mil toneladas, frente al año pasado, mientras que el rendimiento de los cultivos de invierno en la región norteña del país también disminuyó, continuó.

Detalló el funcionario que el valor de los sectores de industria y construcción aumentó sólo un 6,72 por ciento, menor que la cifra de 8,74 por ciento del primer trimestre del 2015.

Según Bich Lam, las actividades de exportación- importación vieron afectadas por las dificultades económicas globales y crecieron a un ritmo más lento (4,1 por ciento), mientras que los envíos de petróleo crudo - una de las principales fuente de divisas del país - cayeron 52,8 por ciento.

También señaló algunos aspectos económicos destacados tales como la subida del 6,13 por ciento en el valor del sector de los servicios, la más alta desde el primer trimestre de 2012.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en marzo aumentó 0,57 por ciento en comparación con el febrero, para un incremento interanual de 1,69 por ciento, dijo.

Agregó que el IPC promedio de los tres primeros meses del 2016 trepó 1,25 por ciento frente al mismo período del año anterior.

Advirtió que la sequía, la intrusión de agua salada y las impredecibles evoluciones del clima, así como la caída de precios de petróleo crudo plantearán desafíos a la economía del país en el resto del 2016.

No obstante, los bajos precios del petróleo ayudarán a reducir los costos de materias primas para casi todos los sectores económicos, lo que impulsará el PIB, añadió. – VNA