Foto de ilustración (Fuente: VNA)

Hanoi  (VNA) – Controlar eficientemente la tasa de inflación, el crecimiento del crédito y deudas malas y mantener la estabilidad del mercado protagonizarán la política monetaria de Vietnam en 2016, según el gobernador del Banco Estatal, Nguyen Van Binh.

El alto funcionario aseguró ayer a la prensa al margen de una reunión en línea entre el gobierno y las administraciones locales, que la estabilidad macroeconómica en 2015 es resultado de la acertada política del Partido, el Estado y el gobierno.

Este año el mercado financiero y monetario mundial experimentó grandes cambios tales como la desvalorización del yuan y la caída de la bolsa de valores de China, el aumento de la tasa de interés por la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos y los efectos de la situación en el Mar del Este.

Pese a estas evoluciones desfavorables, la macroeconomía y el mercado de divisas de Vietnam se mantuvieron estables, gracias a los ajustes oportunos y flexibles del tipo de cambio, afirmó.

La gestión eficiente de las políticas monetarias ayudó a controlar la tasa de inflación en bajo nivel y auxiliar el desarrollo de las empresas, añadió.

En 2015, la tasa de interés fue mantenida en un límite observado como el ideal para el avance y la integración global de la economía vietnamita, especificó y añadió que entonces la producción fue recuperada, contribuyendo a la expansión económica de 6,7 por ciento – un récord en los últimos años.

El crecimiento del crédito podrá alcanzar 18 por ciento en 2015, hecho que fue previsto por el Banco Estatal y concuerda con la recuperación económica nacional, reveló.

En 2016, los precios – gestionados por el Estado – de algunos productos cruciales se deberán reajustar en conformidad con el mecanismo de mercado, lo que podrá aumentar la tasa de inflación, advirtió.

Frente a esa posibilidad, el Banco Estatal adoptará medidas flexibles y vigorosas para controlar la inflación por debajo de cinco por ciento en 2016 y los años posteriores, aseveró.

También se esforzará en mantener la estabilidad de las tasas de interés y en caso posible, reducirá las tasas de préstamos a mediano y largo plazo, agregó.

Además de continuar consolidando el mercado monetario, el Banco Estatal controlará el crecimiento crediticio por debajo de 20 por ciento, para garantizar la estabilidad macroeconómica, así como la calidad del crecimiento y del crédito, declaró.

Al mismo tiempo, seguirá ejecutando las reformas del sistema de las organizaciones crediticias y resolverá eficientemente deudas incobrables, creando un mercado de comercialización de estos débitos transparente y concordante con las regulaciones internacionales, prometió. – VNA