Foto de ilustración (Fuente: VNA)

El fallecimiento de un neonatal después de su vacunación contra la hepatitis B en el Policlínico de Ea H´leo, provincia altiplana de Dak Lak, no se vincula con la dosis, aclaró Pham Van Lao, director del Centro de Salud Preventiva del territorio.

La información fue anunciada ayer luego de una investigación llevada a cabo por expertos del Instituto Central de Higiene y Epidemiología y su filial en la Altiplanicie Occidental (Tay Nguyen); el Servicio de Salud y el Centro de Salud de Dak Lak; el Centro sanitario y el Policlínico de Ea H´Leo.

El consejo médico declaró que la causa de este caso mortal aún no se identifica, pero no tiene nada que ver con la vacuna.

El 21 de agosto, Nguyen Thi Hong Loan, 26, dio a luz a un niño sano en el Policlínico de Ea H´Leo. El día siguiente el neonatal fue vacunado, pero el 23 falleció en el hospital.

Los especialistas concretizaron que la dosis utilizada para el hijo de Hong Loan pertenece al lote GB031014E. Hasta el momento casi 200 mil infantes en las 63 ciudades y provincias del país fueron inyectados con la dosis del mismo lote pero no se reportó incidente alguno.

En Dak Lak un total de tres mil 390 niños fueron inmunizados con este tipo de vacuna, aclararon, y otros dos recibieron la inoculación la misma fecha con el desafortunado menor, pero en la actualidad se encuentran en buen estado de salud.

No hubo errores en el proceso de inyección y el equipamiento de conservación, esclarecieron los investigadores. – VNA