Praga,​ (VNA)- La visita estatal a Vietnam del presidente de la República Checa, Milos Zeman, constituye uno de sus viajes más importantes al extranjero este año, ya que el país indochino es un socio clave de la nación europea en el Sudeste Asiático.
Rudolf Jindrak, jefe de la sección de Relaciones Exteriores de la Oficina de la Presidencia checa (Fuente: VNA)

Rudolf Jindrak, jefe de la sección de Relaciones Exteriores de la Oficina de la Presidencia checa, hizo esta observación en una entrevista exclusiva concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias (VNA).

Destacó que esta es la primera visita a Vietnam de Milos Zeman desde que asumió el cargo de presidente de la República Checa, y agregó que el mandatario visitó la nación sudestasiática como primer ministro en el pasado.

Señaló que la visita tiene como objetivo impulsar la cooperación binacional en diversos sectores, en particular el comercio y el turismo, toda vez que en 2016, unos 14 mil viajeros checos llegaron a Vietnam.

Tras enfatizar la tradicional amistad con Vietnam, Jindrak resaltó que para la República Checa, la nación indochina es también una puerta de entrada al Sudeste de Asia.

La República Checa es el único país en Europa que ha reconocido a los vietnamitas entre sus grupos étnicos minoritarios, indicó, y añadió que esta comunidad ha contribuido significativamente al desarrollo socioeconómico local y a las relaciones bilaterales.

Los checos de origen vietnamita son el tercer mayor grupo étnico minoritario de la República Checa. – VNA