Hanoi, 30 may (VNA)- El grupo de supervisión del Departamento General de Medio Ambiente (DGMA) de Vietnam (DGMA) sigue de cerca la emisión de residuos del primer alto horno de la acería Hung Nghiep Formosa Ha Tinh.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


El jefe del DGMA, Hoang Duong, informó al respecto durante la rueda de prensa ordinaria de mayo del Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente, efectuada ayer en Hanoi.

Según Hoang Duong, los especialistas sacarán muestras del lugar cada cinco minutos y se suspenderá la operación de la construcción, puesta en funcionamiento experimental la víspera en la provincia central de Ha Tinh, si se detecta cualquier incidente.

El permiso de entrada en operación de la instalación industrial se basó en la conclusión del Consejo de Supervisión Intersectorial del Gobierno, establecida luego de un cauteloso proceso que avaló el avance de la superación de las consecuencias del pasado incidente medioambiental por parte de Formosa Ha Tinh.

De acuerdo con la investigación iniciada desde julio pasado, las aguas residuales de Formosa responden a las normas y estándares nacionales al respecto.

En abril de 2016, la construcción y las operaciones experimentales de Hung Nghiep Formosa Ha Tinh causaron una severa contaminación del entorno marino y provocaron la muerte masiva de animales acuáticos en varias provincias centrales vietnamitas.                                       

Según datos oficiales, casi 100 toneladas de peces muertos fueron arrastradas por las olas a lo largo de 200 kilómetros de la costa central.

La empresa admitió la responsabilidad en ese caso y se comprometió a compensar con 500 millones de dólares por las pérdidas causadas.- VNA

VNA- MAN