Hanoi (VNA) – El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, y su homólogo de Francia, Françoise Hollande, enfatizaron hoy la necesidad de una visión a largo plazo para la cooperación entre los dos países, en beneficio de ambos pueblos. 

Tran Dai Quang y François Hollande (Fuente: VNA)

Así lo declaró el mandatario vietnamita durante una rueda de prensa efectuada luego del diálogo entre los dos líderes, en el marco de la visita de Hollande al país indochino del 5 al 7 de este mes. 

De acuerdo con Dai Quang, durante las recientes conversaciones ambas partes reconocieron el progreso de los nexos bilaterales en todas las esferas, entre ellas política – diplomacia, seguridad – defensa, comercio – inversión, cooperación al desarrollo, educación – formación, ciencia – tecnología y cultura. 

Acordaron estimular a las empresas a establecer nexos de asociación económica e industrial sobre la base de la transferencia tecnológica y del beneficio mutuo, así como prestar mayor atención a los proyectos clave de construcción infraestructural, aviación civil, agricultura, procesamiento alimenticio, salud y medio ambiente, afirmó. 

En la ocasión, Dai Quang anunció que Francia será invitado de honor en la Exposición internacional de industria alimentaria de Vietnam 2017 (Vietnam Foodexpo) en Ciudad Ho Chi Minh. 

Respecto a los lazos en defensa, los dos líderes formularon votos por desplegar un mecanismo de diálogo estratégico bilateral, intercambiar visitas de buques militares y cooperar en operaciones de paz de las Naciones Unidas, al igual que en asuntos de seguridad en el mar y el aire, dijo Dai Quang. 

Aseguró que los dos países continuarán el apoyo recíproco al servicio del desarrollo de las relaciones entre Francia y Asia – Pacífico, y entre Vietnam y la Unión Europea. 

Vietnam aprecia altamente el papel de Francia en la lucha contra el cambio climático con el éxito de la COP21, declaró Dai Quang y reveló que ambos dirigentes coincidieron en que las dos naciones necesitan cooperar para cumplir los compromisos al respecto. 

Durante el diálogo, los dos presidentes también ratificaron el respeto a la supremacía de la ley en los mares y océanos, y reiteraron la voluntad de mantener la libertad de navegación marítima y aérea, anotó el mandatario vietnamita. 

Las dos partes subrayaron la importancia de resolver las disputas por medios pacíficos, sin el uso y la amenaza de utilizar la fuerza, en conformidad con las leyes internacionales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982, así como de cumplir cabalmente la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este y establecer prontamente un código al respecto. 

Por su parte, Hollande afirmó que su visita tiene como objetivo renovar la asociación estratégica bilateral, establecida en 2013. 

Respecto a la cooperación política, el presidente francés reveló que ambos dirigentes manifestaron la aspiración de mantener el diálogo frecuente entre los dos Ministerios de Defensa sobre la base de la confianza mutua, para buscar medidas para resolver asuntos regionales y globales. 

Reiteró el principio de emplear la libertad de tránsito, el respeto a la UNCLOS y el diálogo como soluciones de las disputas. 

Expresó también el deseo de respaldar los esfuerzos de Vietnam en la protección de la seguridad de su espacio marítimo y aéreo. 

Por otro lado, anunció la presencia de los dos líderes en la firma de diversos acuerdos de cooperación en aviación civil y construcción de metro, entre otros sectores. 

Dijo que ambas partes intercambiaron opiniones sobre la movilización de los recursos para el sector energético, incluida la hidroelectricidad, las fuentes renovables y la energía nuclear. 

Con su posición importante en el Sudeste Asiático y un crecimiento impresionante, Vietnam atrajo a más de 300 empresas francesas que operan en una amplia gama de ámbitos, tales como alimentación e industrias modernas, puntualizó. 

Expresó su esperanza de que esta visita ayude a incrementar la presencia de firmas francesas en Vietnam. 

Tras destacar que la Francofonía constituye una semejanza que estrecha las relaciones entre los dos pueblos, Hollande añadió que la gran comunidad de franceses de origen vietnamita (unas 300 mil personas) es un puente que ayuda a enriquecer la comprensión mutua. 

Aprovechó la ocasión para elogiar el papel de Vietnam en la COP21 y compartir las preocupaciones del país ante los efectos negativos provocados por el cambio climático, especialmente en el Delta de Mekong. – VNA