Lima​ (VNA)- El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, acordaron intensificar las relaciones de cooperación multifacética binacional y el intercambio entre los dos pueblos.

El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, acordaron intensificar las relaciones de cooperación multifacética binacional y el intercambio entre los dos pueblos (Fuente: VNA)


Durante sus conversaciones ayer en Lima, Perú, en ocasión de la 24 Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), los dos dirigentes manifestaron beneplácito ante el desarrollo enérgico de las relaciones bilaterales en todas las esferas, especialmente después del establecimiento de su asociación estratégica profunda y amplia en 2014.

Japón es el mejor y tradicional socio de Vietnam, y el país indochino desea fomentar aún más las relaciones de asociación estratégica profunda y amplia bilateral, expresó el presidente vietnamita.

En nombre del Partido Comunista y Estado de Vietnam, Dai Quang extendió una invitación al Emperador de Japón y su esposa a visitar el país sudesteasiático en 2017.

Solicitó promover más la colaboración Vietnam- Japón en los sectores de infraestructura, agricultura, industria auxiliar, adaptación al cambio climático y solución de incidentes ambientales.

A su vez, el premier de Japón, Shinzo Abe, aseveró que su país quiere robustecer la cooperación multifacética con Vietnam, especialmente en la construcción de infraestructura de alta calidad.

Anunció que Tokio proporcionará a Vietnam equipos que sirven para las labores de extinción de incendios y rescate, y seguirá ayudando al país indochino en el fortalecimiento de capacidades de las fuerzas ejecutivas en el mar.

Tras elogiar la estrecha coordinación binacional en los foros multilaterales, ratificó el apoyo de su país para la celebración exitosa del Año de APEC Vietnam 2017.

En la ocasión, los dos líderes intercambiaron además puntos de vista sobre temas internacionales de interés común, incluida la cuestión del Mar del Este.

Coincidieron que las disputas sobre esas aguas deben ser solucionadas mediante vías pacíficas, sobre base de las leyes internacionales, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 (UNCLOS), contribuyendo a mantener la paz y estabilidad en el mundo. – VNA