Una planta de la Compañía de Agua Potable de Hanoi (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) – Vietnam y Japón firmaron un proyecto para la aplicación experimental en Hanoi de la técnica de tratamiento de agua subterránea sin el uso de químicas, llamada “Kemiresu”.

El plan fue sellado ayer por la Compañía de Agua Potable de Hanoi, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) y la firma nipona Nagaoka.

El nuevo sistema puede tratar el líquido más rápido, con bajo costo y es amigable con el medio ambiente. Las pruebas llevadas a cabo hasta la fecha demostraron la eficiencia y la factibilidad de utilizarlo en Vietnam.

En virtud del proyecto, valorado en unos 550 mil dólares provenientes en su mayoría de la ayuda no reembolsable del gobierno japonés, la parte nipona transferirá el equipamiento y aportará expertos y técnicas de operar y mantener el sistema, además de planificar soluciones para multiplicar la aplicación de la Kemiresu.

El plan se realizará en 2006 y 2007 en la planta Tuong Mai de la Compañía de Agua Potable de Hanoi, que actualmente cubre el 80 por ciento de la demanda de la capital vietnamita.

La empresa dispone de 12 fábricas, con capacidad de tratar más de 20 mil toneladas de agua subterránea. Sin embargo, encuentran dificultades para extraer sustancias como hierro, manganeso y amoniaco.

Con anterioridad, a petición de la Asociación de suministro y alcantarillado de Vietnam, Nagaoka puso en servicio piloto el sistema Kemiresu a pequeña escala en plantas en Hanoi y Ciudad Ho Chi Minh. – VNA