Foto de ilustración (Fuente: VNA)
 
Hanoi, (VNA) – El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) llamó hoy al gobierno de Vietnam y a otras contrapartes de desarrollo con el fin de mantener las inversiones en la minimización de los riesgos de desastres naturales, con énfasis en los niños.  

Durante una reunión temática en Hanoi, autoridades vietnamitas y representantes del UNICEF evaluaron los programas de respuesta urgente a la sequía y la salinización respaldados por el Fondo desde 2016, intercambiaron conocimientos y experiencias en la reducción de los riesgos de calamidades tomando como centro a los infantes y trazaron orientaciones de cooperación en el futuro.  

Youssouf Abdel-Jelil, representante en jefe del UNICEF en el país, enfatizó que los daños en el período inicial del desarrollo de un ser humano son irreversibles y que la disminución de la vulnerabilidad de los pequeños ante el cambio climático constituye una estrategia a largo plazo para fortalecer la resistencia de la comunidad.

Según datos oficiales, en 2016 los desastres naturales en Vietnam dejaron como saldo 264 muertos y desaparecidos, 431 heridos y pérdidas estimadas en mil 700 millones de dólares.  

Desde 2016, el UNICEF y el gobierno vietnamita implementaron el programa de respuesta urgente a 500 mil mujeres y niños afectados por la sequía y la salinización en 10 provincias de la Altiplanicie Occidental, la costa sureña del Centro y el Delta del Mekong, con financiamiento total de cuatro millones de dólares proveído por Japón y las Naciones Unidas. – VNA