Hanoi  (VNA) – El primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc, asistió hoy a la celebración de 10 años del camino de inversión en el extranjero del Grupo Militar de Telecomunicaciones de Vietnam (Viettel).
El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc. (Fuente: VNA)

El jefe del gobierno evaluó que Viettel se convirtió en el mayor grupo de telecomunicaciones e informático de Vietnam y también el primer nacional que realizó con éxito grandes negocios en otros países.

La eficiencia de las inversiones en el exterior constituyó un motor importante para el crecimiento de Viettel, aseguró.

Los logros de la empresa consolidaron la confianza de las contrapartes extranjeras en la comunidad empresarial de Vietnam e inspiraron a otras compañías connacionales, afirmó.

Los proyectos de inversión de Viettel son también un puente importante que ayuda a fortalecer la cooperación entre Vietnam y otras naciones, añadió.

Sugirió que Viettel no sólo sea una gran marca sino también un verdadero inversionista, capaz de resolver los problemas sociales y crear el desarrollo sostenible para el sector de telecomunicaciones de todos los países en que coloca sus capitales.   

Tras destacar la operación de Viettel como nuevo modelo de crecimiento para Vietnam, que desarrolla los productos de alto valor agregado en lugar de explotar los recursos naturales o barata fuerza laboral, Xuan Phuc evaluó que el éxito de Viettel tiene como raíz la innovación creativa, tecnologías de punta y alta productividad.

“Viettel ha sido el pionero y deberá ser el núcleo en la mejoría de la capacidad de competir e integrarse de las empresas vietnamitas. Necesitamos y aspiramos a numerosas otras firmas como Viettel,” aseguró.

Tras expresar su deseo de que Viettel cree constantemente nuevos espacios de desarrollo, al servicio de la comunidad y el progreso sostenible, el premier propuso a la empresa actuar como propulsor del movimiento de emprendimiento, en primer lugar el sector de telecomunicaciones e informática, pues es ideal para jóvenes vietnamitas, caracterizados por su inteligencia y creatividad.

En la ocasión, pidió a Viettel fortalecer la disciplina de su plantilla, luchar determinadamente contra la corrupción y cuidar la vida de sus trabajadores.  

Durante la ceremonia, Viettel anunció que obtuvo el permiso para realizar su décimo negocio en el extranjero, mediante un contrato con contrapartes myanmenas.

Cálculos independientes estiman el valor de las nueve filiales de Viettel en otros países en cuatro mil 500 millones a cinco mil millones de dólares. Este año el ingreso de los mercados extranjeros de Viettel podrá alcanzar mil 400 millones de dólares, para sumar al total de seis mil 500 millones, cifra que garantiza a Viettel un ritmo de crecimiento anual de 25 por ciento, diez veces más que el promedio del sector mundial de telecomunicaciones.

La empresa cuenta con 100 millones de clientes, entre ellos 35 millones en otros países, 12 veces más que la cifra registrada cuando comenzó su primer negocio en el extranjero. – VNA