Yakarta, 06 oct (VNA) - Los esfuerzos están en plena marcha para reparar la pista del aeropuerto Sis Al Jufri en Palu, en la provincia de Célebes Central, después de los devastadores terremotos y el tsunami en este país sudesteasiático, anunció hoy el ministro de Transporte de Indonesia, Budi Karya Sumadi.
Pobladores afectados por terremotos en Indonesia esperan la evacuación en el aeropuerto Sis Al Jufri en Palu, en la provincia de Célebes Central (Fuente: AFP/VNA)

De acuerdo con el titular, la reparación se completará el 11 de este mes con daños en la pista de dos mil 500 metros fijada para sostener los aviones que realizan vuelos comerciales.

Cuando los aviones tipos CN 235, Airbus 320 y 737 puedan operar, ayudarán a acelerar el transporte de ayuda a las víctimas de desastres naturales aquí y reanudarán los vuelos directos desde Yakarta, dijo el ministro.

Se espera que el aeropuerto reanude su pleno funcionamiento la próxima semana, agregó.

Dos días después de que los terremotos y el tsunami azotaran la región el 28 de septiembre, lo que obligó al cierre del aeropuerto, los aviones ligeros podrían usar parte de las instalaciones, con la máxima prioridad para ayudar en los trabajos de socorro y evacuación.

Indonesia anunció el día 5 pasado que el número de muertos por el terremoto y el tsunami había aumentado a mil 558.

La provincia de Célebes Central fue devastada por dos terremotos de 6,1 y 7,5 grados en la escala de Richter. El segundo fue seguido por olas gigantescas de tsunami en la tarde del mismo día, que destruyeron miles de casas y carreteras.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (UNOCHA, inglés), unos 190 mil ciudadanos indonesios en Célebes Central necesitan asistencia caritativa después de que la provincia sufriera fuertes terremotos y un tsunami.

Entre ellos, hay 46 mil niños y 14 mil víctimas adultos, detalló la fuente.

Indonesia se ubica en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, una de las zonas en el orbe donde ocurren con más frecuencia sismos y erupciones volcánicas.

En julio y agosto pasados, la isla Lombok sufrió la ocurrencia de varios sismos consecutivos, los cuales provocaron la muerte de 500 personas y obligaron a miles a evacuarse.

En 2004, un terremoto de 9,3 grados en la escala abierta de Richter, seguido por un tsunami en las aguas frente a la isla Sumatra, cobró la vida de 220 mil personas en países localizados en la costa de Océano Índico, entre ellas 168 mil indonesias. – VNA