Singapur (VNA) - Los 10 países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se comprometieron a promover la asistencia y compartir los recursos para garantizar la seguridad energética, durante la Reunión 36 de Ministros de Energía del bloque y las citas anexas, concluidas hoy en Singapur.

La Reunión 36 de Ministros de Energía de la ASEAN y las citas anexas. (Fuente: VNA)

Al intervenir en el evento central, inaugurado el pasado día 25, el viceministro de Industria y Comercio de Vietnam, Dang Hoang An, aseguró que el país indochino está dispuesto a cooperar con las organizaciones internacionales para intercambiar experiencias en la planificación de las políticas y la promulgación de las decisiones para el impulso del uso de las fuentes de energía renovables.

Hanoi también aboga por una integración más amplia y profunda al sistema energético regional, como contribución a la construcción de una ASEAN más verde, que utilice la energía de forma más inteligente y eficiente, añadió.

Por su parte, el ministro de Industria y Comercio de Singapur, Chan Chung Sing, subrayó que la agrupación debe garantizar el acceso de todas las personas a fuentes eléctricas asequibles, sostenibles y confiables.

Se trata de un gran desafío para la ASEAN, recalcó, en momentos en que la economía regional - que se prevé llegue a ser la cuarta mayor mundial en 2030 - denota una gran demanda de energía.   

Las inversiones en ese sector de la agrupación crecieron un 60 por ciento en los últimos 15 años, pero la Agencia Internacional de la Energía pronosticó que la demanda de financiamiento se disparará para 2040.

Mientras, expertos consideraron que son trascendentales las medidas innovadoras para garantizar el suministro de energía, pues alrededor de 65 millones de personas en el Sudeste Asiático todavía no tienen acceso a la electricidad.

En ese sentido, Chan Chun Sing llamó a los países miembros a incrementar la cooperación entre los mismos y con los socios de diálogo y organizaciones internacionales, a fin de mejorar la atracción del mercado de la ASEAN para los inversores en esa rama.  

Durante la reunión, los participantes acordaron promover los proyectos de conexión energética, en aras de aumentar la capacidad intercambiada de dos mil 200 megavatios en la actualidad a 10 mil 800 megavatios en 2020, y 16 mil megavatios en el período posterior.

Las naciones integrantes también firmaron con la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) un memorando de entendimiento sobre el desarrollo de esas fuentes, a la vez que aprobaron el plan de acción para el despliegue de ese documento, como un paso para alcanzar la meta de elevar el uso de las energías alternativas a 23 por ciento para 2030.

Además, abogaron por intensificar la cooperación con los socios para garantizar el suministro de energía a los pobladores e impulsar el uso de las fuentes limpias.

En el contexto del evento, se concedieron 63 premios a empresas, organizaciones e individuos con destacados méritos al incremento de la eficiencia energética.

Después de la cita, Singapur inició la oncena Semana Energética Internacional, una ocasión para que planificadores de políticas, expertos y empresarios intercambien estrategias de desarrollo del sector e iniciativas para resolver los desafíos que enfrenta el área geográfica. - VNA