El secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) - El secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, ratificó hoy durante el XII Congreso Sindical el papel de liderazgo de la clase obrera en la revolución del pueblo, en la que esa organización política está a la vanguardia.

Durante la sesión solemne, el máximo dirigente partidista reiteró que la clase obrera, -que siempre ha sido pionera de la Revolución Vietnamita y el núcleo de todos los acontecimientos históricos importantes del país-, ha crecido tanto en cantidad como en calidad que está presente en todos los sectores económicos y lidera el proceso de industrialización y modernicación nacional.

De acuerdo con Phu Trong, los obreros constituyen la clase representativa de los métodos de producción modernos, así como la fuerza adelantada en la construcción del socialismo y un pilar en los nexos con los agricultores e intelectuales.

El crecimiento de la clase obrera es una condición vital para el éxito de la construcción nacional, recalcó, y en ese sentido calificó el desarrollo de ese grupo como una tarea apremiante del sistema político, de cada trabajador y de toda la sociedad, sobre todo de las organizaciones sindicales.

Tras analizar las oportunidades y desafíos atendiendo a la situación nacional y global, Phu Trong pidió a los sindicatos prestar mayor atención al fortalecimiento del temperamento político de los trabajadores, de manera que entiendan mejor la misión histórica de la clase obrera.

Todo el asalariado debe tener en cuenta que en la actualidad cada individuo manifiesta su patriotismo, dignidad y orgullo mediante el perfeccionamiento de sus conocimientos,  habilidades y la ética de trabajo, para adaptarse a la cuarta revolución industrial, sostuvo.

También exigió a las organizaciones sindicales a continuar protegiendo los intereses y derechos legítimos de los trabajadores, con mecanismos concretos como remuneración, subsidio y seguro, al igual que la garantía de un ámbito laboral saludable y la solución oportuna de las quejas.

Al mismo tiempo, llamó a una mayor participación de los sindicatos y obreros en el fortalecimiento de las filas partidistas, incluida la supervisión de las actividades de los militantes y el combate contra la corrupción, la degradación de la ética y otros fenómenos negativos entre miembros del Partido. - VNA