Hanoi,  (VNA) La economía vietnamita muestra buenos resultados en lo que va de año gracias a las reformas realizadas por el Gobierno y la recuperación económica internacional, evaluó hoy el Banco Mundial (BM).

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


De acuerdo con el informe “Actualización económica sobre Asia Oriental y el Pacífico” publicado por el BM, el alto ritmo de crecimiento económico de Vietnam contribuyó a crear nuevos empleos, elevar el ingreso de la población, mejorar el bienestar social y reducir los índices de pobreza.

Por otro lado, las perspectivas a mediano plazo de la economía nacional seguirán mejorando, con un previsto crecimiento del Producto Interno Bruto de 6,8 por ciento este año (respecto a la predicción anterior de 6,5 por ciento).

Mientras, se estima que la inflación continúe bajo control y se oscile entre cuatro por ciento.

Relacionado con el comercio exterior, el balance de la cuenta corriente prevé reportar un superávit a corto plazo. Sin embargo, ese nivel  disminuirá en los próximos años debido, según el BM, al mayor déficit en las cuentas de ingresos y de servicio.

No obstante, la economía nacional enfrentará varias dificultades generadas por los altibajos financieros, el proteccionismo comercial, el atraso en el proceso de reestructuración del sector bancario y en las empresas estatales, la inestabilidad geopolítica y las restricciones en la movilización de capital, entre otros aspectos.

Para reaccionar ante esos desafíos, el informe del BM señala que las autoridades vietnamitas deben mejorar la capacidad de resistencia de la macroeconomía y crear una base sólida para el desarrollo sostenible.

En cuanto a las políticas presupuestarias, el BM sugiere el control los gastos gubernamentales y las fuentes de ingresos a medio plazo, el impulso de las reformas legales, la reducción de las barreras y los costos en el sector privado, la formación de los recursos humanos calificados y el perfeccionamiento de la infraestructura.

A nivel regional, el informe dio una predicción de que la economía de Asia Oriental y Pacífico crecerá 6,3 por ciento este año, una cifra inferior al nivel registrado en 2017 debido a la desaceleración económica china.

Por lo tanto,  Sudhir Shetty, experto del BM, opinó que la economía regional es más vulnerable ante los shocks externos a causa del proceso de integración regional e internacional.

Según el estudio del BM, los factores que restringirán las perspectivas de expansión en esta área geográfica incluyen la tensión comercial, el incremento de la tasa de interés de Estados Unidos y la variación en el mercado financiero en varias economías emergentes, entre otros aspectos.

De hecho, la organización financiera mundial menciona algunas orientaciones  para reducir el nivel de riesgo, tales como la reducción de la vulnerabilidad  a corto plazo, la emisión de macropolíticas adecuadas, la merma de la fluctuación en el mercado de capital y el monitoreo de los sectores más afectados por el altibajo de la tasa de cambio. –VNA