Hanoi,  (VNA)- El secretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, aprobó la resolución del séptimo pleno del Comité Central del XII mandato referente a la reforma de las políticas de salario para cuadros, funcionarios, trabajadores, personal de las fuerzas armadas y empleados de las empresas.

La reunión del séptimo pleno del Comité Central del XII mandato (Fuente: VNA)


El texto traza la meta de establecer un sistema nacional de política salarial transparente, científico y ajustado a la situación actual nacional, en respuesta a la demanda de desarrollo de la economía de mercado con orientación socialista y de  integración internacional activa.

Esa tarea busca, además, satisfacer las exigencias sobre la garantía de relaciones laborales armónicas, estables y progresivas; crear una fuerza productiva que impulse el trabajo para elevar la calidad de los recursos humanos.

Por otro lado, se propone contribuir a la construcción de un sistema político transparente y eficiente, a la lucha contra la corrupción y el despilfarro y a garantizar las condiciones de vida de los asalariados y sus familiares y el progreso y equidad social.

La resolución planea que se aplicará a partir de 2021 un nuevo sistema de salario común para los cuadros, funcionarios, trabajadores y el personal de las fuerzas armadas en todo el sistema político.

Determina, por otra parte, que el Estado reajustará desde ese año el nivel de remuneración mínima según las zonas, sobre la base de las recomendaciones del Consejo nacional encargado de esos asuntos.

Las empresas cumplirán las políticas de estipendio sobre la base de las negociaciones y acuerdos entre los empleados y empleadores y representantes de los asalariados. El Estado no interferirá de forma directa en las políticas de salario de las corporaciones.

En paralelo, las compañías estatales realizarán la gestión laboral y de salario según el modelo de destajo.

Al referirse a la gestión de sueldo e ingreso, la resolución plantea que las empresas, incluidas las estatales, poseen la potestad de decidir las políticas relativas, siempre y cuando cumplan las normas del nivel mínimo estipulado.

Los empleadores y empleados se pondrán de acuerdo también sobre las gratificaciones y otros mecanismos para estimular la producción.

El Estado, por su parte, se encargará de trazar principios comunes para el pago de salario y gratificaciones en las empresas estatales y determinar claramente la diferencia entre el salario de los representantes del capital estatal y de  miembros de la junta administrativa.

Las empresas estatales se encaminarán a contratar a una junta de miembros independiente y les pagará según la ganancia después de impuestos.

Se estipulará también el salario techo en esas entidades y la cifra promedio común de los trabajadores, al lado de la publicación del ingreso tanto de los representantes del capital estatal y de los directores generales en esas compañías.

Con el fin de lograr esas metas, la resolución subraya la necesidad de perfeccionar con prontitud el sistema de puestos de trabajo, emitir el nuevo régimen de remuneraciones y ejecutar de forma enérgica las soluciones financieras y presupuestarias, así como elevar la eficiencia de la gestión estatal.- VNA