Manila (VNA)- Las fuerzas gubernamentales de Filipinas liberaron a todos los rehenes retenidos por rebeldes aliados del autodenominado grupo Estado Islámico (EI), los cuales se atrincheraron en la ciudad sureña de Marawi durante los últimos cinco meses, afirmó el coronel Romeo Brawner.
Ejército filipino realiza patrullaja en Marawi (Fuente: VNA)

En una rueda de prensa, informó que el ejército logró liberar recientemente a 20 rehenes y se cree que son los últimos que permanecían cautivos en manos de los rebeldes.

Agregó que aún hubo enfrentamientos en la principal zona conflictiva de Marawi y que los militantes del grupo terrorista Maute sólo ocupan un edificio en la actualidad.

Según Romeo Brawner, unos 100 civiles, 165 soldados y policías perdieron sus vidas en los enfrentamientos, mientras miles de personas vieron obligadas a abandonar sus casas debido al conflicto.

Las fuerzas gubernamentales eliminaron 919 extremistas y confiscaron 864 armas de fuego de diferentes tipos de los rebeldes.

Con anterioridad, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, declaró que no levantará la ley marcial en la región de Mindanao, incluso en caso de que las fuerzas gubernamentales recuperaran completamente la ciudad de Marawi.

Subrayó la necesidad de mantener la ley marcial para desmantelar a todos los grupos terroristas en la región.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, ha extendido la ley marcial en la isla de Mindanao hasta finales de este año con el fin de facilitar que las fuerzas de seguridad luchen contra los terroristas. –VNA