Foto de ilustración (Fuente: internet)
Yakarta (VNA) - Las fuerzas antiterroristas de Indonesia arrestaron a cuatro presuntos militantes islámicos que intentaban establecer un campo de entrenamiento yihadista en el este del país y tiene supuestos vínculos con el grupo insurgente Abu Sayyaf en el sur de Filipinas.

Según informó el vocero de la Policía Nacional, Boy Rafli Amar, los sospechosos fueron detenidos en varios lugares de la isla de Java el 23 de marzo y estaban conectados con cuatro yihadistas, uno de ellos fue abatido por la policía en una redada el mismo día cerca de la capital Yakarta. 

Amar dijo que los ocho eran miembros de Jemaah Anshorut Daulah, una red de grupos extremistas indonesios que se formó en 2015 y promete lealtad del autodenominado Estado Islámico (EI).

Uno de los sospechosos dijo a la policía que su papel fue comprar armas de Abu Sayaf en Filipinas.

El grupo planeó establecer un campo de entrenamiento, después de que los militantes afiliados al EI basados en Poso en la isla de Sulawesi fueron diezmados en una operación policial y militar.

Con anterioridad, los militantes indonesios recibieron cinco rifles de Filipinas. Dos de estos fueron utilizados en un un ataque en Yakarta en enero del año pasado, que dejó ocho muertos. VNA