Hanoi, 16 may (VNA) – El número de las tiendas de conveniencia y mini supermecados en Vietnam creció 200 por ciento cada año desde 2015, informó la consultoría global de mercado Nielsen. 

Un informe de esa agencia señala que con el boom de ese tipo de distribuidores durante los últimos tres años Family Mart abrió 100 tiendas en Vietnam y prevé contar con más de 800 para 2020.

Mientras, 7-Eleven de Japón planea establecer 100 tiendas en los próximos tres años y mil en el próximo decenio; Shop & Go de Singapur posee en la actualidad 160 establecimientos; y Circle K de Estados Unidos amplió su presencia en este país con más de 200 comercios, añadió la fuente.   

Las empresas de ventas minoristas de Vietnam también se integraron a esa carrera. Hasta marzo último, Saigon Co.op abrió más de 250 tiendas, mientras Vingroup colocó más de 800 establecimientos en barrios de residencia y centros comerciales.    

Vu Vinh Phu, experto en comercio al por menor, evaluó que el mercado vietnamita es muy potencial para las tiendas de conveniencia, pues pueden satisfacer las nuevas demandas de los consumidores.
Una tienda Vinmart+ de Vingroup

Esos bazares permiten pagar los gastos de electricidad, agua e internet, reservar boletos de avión y comprar bebidas y comidas elaboradas, y más lo más importante, es que están cerca de sus clientes, recalcó Vinh Phu.  

Al considerar que la competencia resultará cada vez mayor en un mercado atractivo como el de la nación indochina, el especialista admitió que en comparación con las empresas extranjeras, las compañías nacionales enfrentan dificultades relacionadas con la capacidad financiera, la calidad de los servicios y el control del origen de los productos.

Recomendó a las firmas vietnamitas construir su marca mediante el mejoramiento de la calidad de las mercancías, precios razonables y buen servicio, así como explotar las zonas rurales. – VNA