Seúl (VNA)- Con alrededor de 65 mil millones de dólares inyectados en siete mil proyectos contados hasta finales de julio último, Corea del Sur es el mayor inversor extranjero en Vietnam y contribuye significativamente al desarrollo económico del país indochino.
 
Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Según la Agencia de Promoción de Comercio e Inversión de Corea del Sur (Kotra), las empresas de este país ejecutaron la inversión en Vietnam con una estrategia deliberada, que se dividió en tres fases.

La primera ola de colocación de dinero de Surcorea comenzó en 1992 con los grupos pioneros de Posco y Daewoo.

La segunda fue a inicios de los años 2000 tras la firma del Tratado de libre comercio entre Vietnam y Estados Unidos y la adhesión del país indochino a la Organización Mundial de Comercio, centrada en el sector textil.

Más recientemente se reportó una gran inversión del grupo Samsung en la producción de equipos electrónicos-eléctricos y artículos de consumo.  

Hasta la fecha, más de 73 por ciento de la entidades nacionales que operan en Hanoi fabrican productos para vender y distribuir en el mismo mercado.

En 2017, el capital inyectado en el país indochino de las compañías del patio alcanzó un récord de más de nueve mil millones de dólares, centrado en los mega-proyectos de industria innovadora, negocios inmobiliarios, energía, distribución, fusiones y adquisiciones (M&A).

Según los especialistas económicos, Vietnam, considerado como un “nuevo tigre” de Asia, atrae a inversores surcoreanos por muchas razones, una de ellas la abundante mano de obra barata y calificada.

Además, con la población de 96,6 millones de habitantes y una economía de rápido crecimiento, el país indochino constituye un mercado potencial de consumo.

La estabilidad política y el mecanismo de apertura de Vietnam con reformas de trámites administrativos y preferencias arancelarias también son puntos atractivos.

Cabe destacar que la administración de Seúl prioriza el desarrollo de sus relaciones con la India y la región del Sudeste Asiático, incluido Vietnam, y ambos países firmaron el tratado de libre comercio bilateral en 2015.

En el tiempo próximo, señalaron expertos, las inversiones surcoreanas en Vietnam crecerán, con apego al fortalecimiento de la cooperación económica-social entre las dos naciones.

Muchas localidades vietnamitas organizaron viajes de promoción inversionista para presentar sus potencialidades ante empresas del país de Asia Oriental.

Mientras, los grupos financieros surcoreanos muestran gran interés en la inversión indirecta en Vietnam, por ejemplo, mediante la bolsa de valores. – VNA