El puente de Long Bien desempeñó el papel decisivo en la conversión de Hanoi en un centro ferrocarril más importante del Norte y de la Indochina.