Ciudad Ho Chi Minh,  (VNA)- Renovar el modelo de crecimiento y perfeccionar la productividad se encuentran entre los requisitos clave para elevar la competitividad económica de Vietnam, señaló la doctora Pham Thi Thu Hang, exsecretaria general de la Cámara nacional de Comercio e Industria (VCCI).
Escena de la reunión (Fuente: VNA)


En el seminario “Competitividad de la economía: estado actual, potencial y desafíos”, efectuado recientemente en Ciudad Ho Chi Minh por VCCI y la Universidad de Economía y Derecho de Ciudad Ho Chi Minh, la especialista observó que la competitividad económica del país sigue siendo baja.

De acuerdo con el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, Vietnam cayó tres lugares en el ranking este año a 77, de las 140 economías.

Según Thu Hang, un análisis de los factores que miden la competitividad de la economía mostró que la infraestructura es uno de los puntos más débiles en el país, especialmente la calidad de las carreteras, puertos marítimos, aeropuertos y suministro de energía.

La infraestructura y los servicios públicos no siguen el ritmo del crecimiento económico y la urbanización, valoró, y señaló que la productividad laboral sigue siendo baja.

Vietnam posee abundantes recursos humanos, pero en muchas industrias hay desajuste entre la oferta y la demanda, indicó.

Los estándares para la formación vocacional habían sido promulgados pero no eran exhaustivos, carecían de consistencia y eran incompatibles con las normas profesionales internacionales, agregó.

Además, Vietnam carece de un modelo confiable y consistente de pronóstico del mercado laboral y de expertos estadísticos y analíticos, continuó. 

El presidente de VCCI, Vu Tien Loc, corroboró que el tema de la competitividad está recibiendo cada vez más atención de los gobiernos en muchas naciones, y que aumentar la competitividad de Vietnam también es un objetivo importante del Partido y el gabinete.

El gobierno vietnamita había emitido una resolución sobre la mejoría del entorno empresarial y de la competitividad nacional para hacer de Vietnam uno de los cuatro países más competitivos en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) para el año 2020, informó.

La productividad fue uno de los factores centrales que determinaron la competitividad de las empresas y la economía, enfatizó.

Luu Dinh Vinh, de la Universidad de Economía y Derecho de Ciudad Ho Chi Minh, opinó que mejorar la productividad laboral requiere un cambio de pensamiento: en lugar de trabajar horas extras, las empresas deberían invertir en la capacitación de recursos humanos para inculcar habilidades laborales.

Los expertos participantes en el seminario también coincidieron que las empresas deberían tener un mecanismo para promover el talento e introducir una cultura creativa que aliente a los empleados a maximizar su potencial.

Además del conocimiento, la tecnología también es un factor que afecta el rendimiento laboral, la producción y la eficiencia de las empresas, concordaron.

Por lo tanto, es necesario fortalecer el vínculo entre las empresas nacionales y las de inversión extranjera directa para aprender y adoptar modelos y tecnologías globales avanzados, apuntaron.

Con el fin de elevar la competitividad de las pequeñas y medianas entidades, Vu Kim Hanh, directora del Centro de Asistencia y Estudios de Negocios, recomendó que las empresas otorguen importancia a la calidad y el valor agregado, adopten la tecnología y se actualicen con regularidad sobre la situación en el mercado.

Es hora de que Vietnam adopte soluciones drásticas para mejorar su competitividad, anotó.

Además de los criterios del Banco Mundial y del Foro Económico Mundial, el país también debería considerar los 17 objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas para mejorar su competitividad, sugirió. – VNA