Hanoi, (VNA)- El sector bancario de Vietnam se centrará en el futuro en cumplir las normas de la Ley de Respaldo a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) nacionales, especialmente en el ámbito de las políticas referentes al aval crediticio.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Con el fin de promover el desarrollo de las Pymes, consideradas como la fuerza de impulso de la economía nacional, las unidades bancarias favorecerán además el acceso a las fuentes de préstamo, priorizando el lanzamiento de los productos particulares para la comunidad y la adaptación de herramientas preventivas de los riesgos relativos al interés y la tasa de cambio.

Según especialistas, esas actividades impulsarán el progreso de un entorno  propicio para los negocios y la elevación de la competitividad nacional.

Pese a que las Pymes, que representan el 95 por ciento de la cantidad de  corporaciones en el país, cuentan con una alta cuota en la economía nacional, este grupo enfrenta aún diferentes obstáculos vinculados con el capital y los métodos de negocios.

De acuerdo con el Banco Nacional, se registran actualmente por encima de 200 mil Pymes con deudas pendientes que ascienden en total a 56 mil millones de dólares, un aumento de 7,5 por ciento frente a finales de 2016 y equivalente al 21 por ciento de las deudas crediticias de toda la economía.

Esas cifras, junto con la disminución de las tasas de interés aplicadas a las Pymes, demuestran en parte la atención del Estado a ese grupo de empresas.

Por otro lado, la facilitación del acceso a las fuentes crediticias sin necesidad de garantía de bienes, basado en un estudio cauteloso de las informaciones y el prestigio de los clientes, también propicia en gran medida las operaciones de las Pymes.

En paralelo, el programa de conexión entre los bancos y las corporaciones, desplegado durante los últimos tiempos, también ha demostrado su eficiencia y ha contribuido en gran medida a la solución de las dificultades financieras existentes.

El compromiso de conceder préstamos valorados en 17 mil millones de dólares a más de 30 mil unidades y el desembolso hasta el momento del 94 por ciento de ese monto constituye uno de los frutos de ese proyecto.

Sin embargo, de acuerdo con los expertos nacionales, esos números son aún muy modestos en comparación con la demanda real de las Pymes, especialmente en el contexto de las fuertes competencias por la participación cada vez más profunda de Vietnam en la cadena global de comercio.

Al lado de ese reto, las Pymes encaran también otros obstáculos referentes a la limitada capacidad administrativa, la deficiente actualización de las informaciones del mercado y el atraso en la contabilización, así como la falta de bienes para acceder a los anticipos según el modelo de aval crediticio.

La desincronización en la cooperación entre las Pymes y los ministerios, ramas y provincias constituye otro factor que entorpece las operaciones empresariales.- VNA