Una parte de Bangkok (Fuente: Getty)
 
Londres (VNA) – A 20 años después de la crisis financiera en 1997, las economías de los países conocidos como “tigres del Sudeste Asiático” se esfuerzan para evitar situaciones similares en el futuro, valoraron expertos.  

Economistas del periódico británico Financial Times argumentaron que son bajos los riesgos de otra crisis financiera en el Sudeste de Asia en este momento, pero es improbable el regreso de esas economías a un crecimiento tan vigoroso como el experimentado en el período previo a 1997.  

Los analistas también observaron que durante las dos décadas pasadas, Indonesia, Malasia y Tailandia alcanzaron una recuperación bastante impresionante. Los factores detonantes de la crisis de 1997 fueron controlados; sin embargo, han surgido otros problemas, sobre todo la burbuja del mercado inmobilitario, la desigualdad de la propiedad y los efectos en cadena originados en China.  

Durante los 20 últimos años, el ritmo de crecimiento en esta región no alcanzó niveles de dos dígitos registrados en  los años 90 del siglo pasado, pero no hubo ninguna recesión a largo plazo. La expansión económica de Malasia e Indonesia osciló en torno a un cinco por ciento desde 2000, mientras Tailandia experimentó más vaivenes, debido a la inestabilidad política.  

De acuerdo con los economistas, las reservas de divisas de los países sudesteasiáticos crecieron vigorosamente. Por ejemplo, a finales de 2016, las reservas malasias fueron tres veces más que las reportadas a fines de 1996.  

Entre tanto, la cantidad de préstamos en dólar estadounidense de las empresas en esta región resulta inferior a la registrada en 1997, año en que la desvalorización del bath tailandés desencadenó la crisis; y en este sentido, la presión sobre las monedas de los países en el Sudeste de Asia se redujo significativamente. – VNA