El embajador Fukada Hiroshi (Fuente: VNA)

 El embajador nipón en Vietnam, Fukada Hiroshi, destacó durante una entrevista con la prensa local el significado de la visita del secretario general del Partido Comunista (PCV) Nguyen Phu Trong a Japón del 15 al 18 próximo.

La actividad responde a la invitación del gobierno de Tokio.

Phu Trong visitó la Nación del Sol Naciente cuatro veces, pero ésta será su primera ocasión en cargo de máximo dirigente del PCV, y también el primer viaje en los últimos seis años de un secretario general partidista a ese país, desde la gira de Nong Duc Manh en 2009, recordó el diplomático.

Cabe destacar que durante la estancia del presidente Truong Tan Sang en Japón en marzo de 2014, ambos países elevaron las relaciones bilaterales al nivel de “Asociación estratégica amplia por la paz y prosperidad en Asia”; y sobre la base de estos renovados vínculos, las partes mantuvieron el frecuente intercambio de delegaciones, especialmente las de alto nivel, subrayó.

Este año marca 70 años del Día Nacional de Vietnam y en pocos meses, el Congreso Nacional del PCV tendrá lugar a inicios de 2016, el cual determinará la orientación de desarrollo del Partido y el Estado en el próximo quinquenio, anotó.

En medio de estos momentos cruciales, es fundamental que Phu Trong y el primer ministro Shinzo Abe revisen los nexos bilaterales y clarifiquen el camino que ambas partes compartan en el futuro, expresó.

Manifestó su esperanza de que los líderes discutan francamente acerca de múltiples esferas como política, seguridad, economía y cooperación al desarrollo, así como la coordinación en los foros regionales e internacionales.

Exteriorizó su deseo de que los dos países vigoricen las relaciones bilaterales en el futuro, y al mismo tiempo promuevan sus valores comunes a la región y el mundo.

En el ámbito político particularmente, las naciones desempeñarán el liderazgo en el diálogo y solución de los problemas regionales y globales, mediante la cooperación para garantizar el apego a los derechos del mar, la seguridad y libertad de la navegación marítima y aérea; y más allá, la paz y estabilidad en la Península Coreana y la colaboración en misiones de paz de las Naciones Unidas, sugirió.

Respecto a la economía en el contexto de la vigorosa globalización y liberalización del comercio a través de la Comunidad Económica de la ASEAN o el Tratado de Asociación Transpacífico, Vietnam deberá agilizar las reformas, mejorando el entorno de negocios, reestructurando las empresas estatales e impulsando las industrias auxiliares, agro-acuicultura e informática, para encaminar hacia el desarrollo sostenible y autodeterminación.

Mediante la ayuda oficial al desarrollo, Japón ha cooperado con Vietnam en la construcción infraestructural y formación de los recursos humanos, mientras las empresas niponas han operado positivamente en el país contribuyendo a su progreso, afirmó.

Expresó su esperanza que Vietnam utilice eficientemente la asistencia japonesa y perfeccione el clima inversionista para atraer más capitales extranjeros, entre ellos los procedentes de la Nación del Sol Naciente, asegurando el crecimiento sostenido de la economía nacional. – VNA