Kuala Lumpur, 10 ene (VNA)- La Asociación de los Padres y Maestros de Malasia (APMM) rechazó la idea de apertura de escuelas públicas para niños refugiados en este país, informó hoy el diario digital Free Malaysia Today.

Foto de ilustración (Fuente: Internet)


La APMM consideró que las diferencias culturales de estos pequeños provenientes de numerosos países podrían crear muchos problemas, y sugirió a cambio que el gobierno malasio debe mandar profesores a los campos de refugiados, señaló la fuente.

De acuerdo con el presidente de la APMM, Mohamad Ali Hassan, con dicha solución práctica, se bajará el costo de educación para los menores acogidos.

Según las leyes malasias actuales, alrededor de 300 mil niños refugiados en este país, provenientes mayormente de Indonesia, Myanmar y Filipinas, no tienen derecho de estudiar en las escuelas públicas.

Se observó, además, que este grupo de personas se encuentra en riesgos de ser alistado por las bandas criminales. - VNA