Can Tho, Vietnam (VNA) - Los proyectos hidroeléctricos en la corriente principal del río Mekong causaron daños de 231 millones dólares a la producción agrícola y acuícola en delta del Mekong, dijo Nguyen Ngoc Tran, ex-subjefe del Comité Nacional de Ciencia y Tecnología de Vietnam. 

Foto de ilustración (Fuente: VNA)

El experto dio a conocer tal cifra en una conferencia sobre los impactos de obras hidroeléctricas en el río Mekong, efectuada este viernes en la ciudad sureña de Can Tho. 

La construcción de once presas en la corriente principal provoca deslizamientos de tierras, desequilibrio ecológico e impactos adversos en los agricultores y pescadores residentes en la cuenca baja de Mekong, señaló Ngoc Tran. 

También obstruye la acumulación de limos, que detiene el proceso de formación del delta y reduce el 50 por ciento de barro, lo que pone el delta de Mekong al borde de deslaves de tierra, señaló. 

Como resultado, los agricultores pueden perder tierra de cultivo y enfrentar la pobreza debido al impacto en sus ingresos, añadió. 

Las re presas hidroeléctricas también causan una reducción en la producción de los mariscos y la desaparición de muchas especies de peces y camarones en la parte baja del río Mekong. 

La región deltaica del Mekong sufrirá una caída estimada en 600 mil toneladas de pescados y mariscos al año y una disminución anual de 224 mil toneladas de la producción agrícola. 

La pérdida total de productos pesqueros y agrícolas se contabilizó en 231 millones de dólares, equivalente al 2,3 por ciento del PIB de la región. 

Además de deslizamientos de tierra, la zona baja del delta del Mekong enfrenta también la intrusión de la salinidad, dijo Duong Van Ni, del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad de Can Tho. 

Hasta diez kilómetros del río Tien y nueve kilómetros de río Hau fueron invadidos por agua salada, mientras los agricultores experimentaron descensos bruscos en la producción agrícola, detalló Van Ni. 

Los expertos participantes recomendaron que Vietnam necesite una voz más fuerte en los foros de la Comisión Internacional del Río Mekong con el fin de ajustar la planificación de la energía hidráulica, asegurando que los intereses de los países de la región están garantizados.-VNA 

El experto dio a conocer tal cifra en una conferencia sobre los impactos de obras hidroeléctricas en el río Mekong, efectuada este viernes en la ciudad sureña de Can Tho. 

La construcción de once presas en la corriente principal provoca deslizamientos de tierras, desequilibrio ecológico e impactos adversos en los agricultores y pescadores residentes en la cuenca baja de Mekong, señaló Ngoc Tran. 

También obstruye la acumulación de limos, que detiene el proceso de formación del delta y reduce el 50 por ciento de barro, lo que pone el delta de Mekong al borde de deslaves de tierra, señaló. 

Como resultado, los agricultores pueden perder tierra de cultivo y enfrentar la pobreza debido al impacto en sus ingresos, añadió. 

Las re presas hidroeléctricas también causan una reducción en la producción de los mariscos y la desaparición de muchas especies de peces y camarones en la parte baja del río Mekong. 

La región deltaica del Mekong sufrirá una caída estimada en 600 mil toneladas de pescados y mariscos al año y una disminución anual de 224 mil toneladas de la producción agrícola. 

La pérdida total de productos pesqueros y agrícolas se contabilizó en 231 millones de dólares, equivalente al 2,3 por ciento del PIB de la región. 

Además de deslizamientos de tierra, la zona baja del delta del Mekong enfrenta también la intrusión de la salinidad, dijo Duong Van Ni, del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad de Can Tho. 

Hasta diez kilómetros del río Tien y nueve kilómetros de río Hau fueron invadidos por agua salada, mientras los agricultores experimentaron descensos bruscos en la producción agrícola, detalló Van Ni. 

Los expertos participantes recomendaron que Vietnam necesite una voz más fuerte en los foros de la Comisión Internacional del Río Mekong con el fin de ajustar la planificación de la energía hidráulica, asegurando que los intereses de los países de la región están garantizados.-VNA