Hanoi, 30 ene (VNA)– Los Kho Mu, quienes viven principalmente en las zonas montañosas del norte de Vietnam y practican la vida nómada y el cultivo en parcelas en lomas o tierras boscosas desde hace cientos de años, elaboran también sus utensilios domésticos y agrícolas.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Esas herramientas hechas a mano reflejan tradiciones culturales arraigadas del pueblo de esta minoría étnica.

Además de la agricultura, cacería y la recolección de frutas, la etnia Kho Mu se dedica a la artesanía. Durante el proceso de producción, con manos hábiles y un corazón abierto a la naturaleza que les rodea, estos aborígenes crean artículos muy útiles, entre los cuales el tejido de bambú muestra un nivel muy avanzado. Sillas, bandejas, cestos y cuévanos… hechos de bambú y mimbre, se convierten en verdaderas joyas de este pueblo.

Además de producir objetos para satisfacer sus necesidades, el tejido de bambú pasa a ser una actividad económica rentable.

Xeo Van Hoe, un miembro de ese grupo, comentó que los Kho Mu dominan muy bien la cestería y los adultos se encargan de transmitir las técnicas de tejido a sus hijos y nietos. Los productos están a la venta en ferias locales y el excedente de este comercio lo utilizan en casa.

Estos rubros sirven normalmente para guardar o transportar mercancías u objetos, o como herramientas de cultivo, pesca o culto. Todos son elaborados con mucho esmero, por eso no solo son de gran utilidad en la vida cotidiana y actividades productivas de los autóctonos, sino que además resaltan por su alto valor estético. Cada uno requiere de una técnica específica, pero siempre les cuesta más trabajo elaborar sillas o cuévanos.

Nguyen Trung Thanh, un coleccionista de objetos de las minorías étnicas, dijo que entre los artículos de tejido de los Kho Mu, el Eng es el medio de carga más popular. Se parece a un cuévano de los Mong, sin embargo, tiene un asa gruesa, sujetada por una tela, la cual al hacer una vuelta en la frente del transportador le permite cargar el contenido con mayor comodidad, agregó.

Los Kho Mu creen que al añadir motivos de decoración a los cestos para guardar arroz, quienes lo poseen tendrán una vida próspera. Además de elaborar sillas y bandejas de mimbre, otros objetos tejidos con bambú devienen mercancías de intercambio entre esta etnia y otros grupos aborígenes de la zona.

Por otra parte, el bambú es también la base de numerosos instrumentos musicales que les entretienen en las actividades festivas de la comunidad. Y tales objetos requieren mayor paciencia, habilidad, entrega y mucha experiencia.

Cong Dan, de la etnia Kho Mu, dijo que para elaborar instrumentos musicales, como la flauta, por ejemplo, hay que ser muy cuidadoso desde la selección de los materiales.

“Es necesario escoger un tipo de bambú verde, el cual se debe trabajar con mucha técnica. Temo que las generaciones posteriores no se interesen en la creación de instrumentos musicales del bambú ni sepan cómo hacerlos. Por eso estoy dispuesto a enseñarles cómo trabajar este material, para que contribuyan a preservar un oficio tradicional”, expresó.

A pesar de ser una profesión secundaria, el tejido de bambú y la elaboración de objetos domésticos de este material en general proporcionan a esos étnicos su principal fuente de ingreso.

Especialmente, la fundación de las cooperativas dedicadas a esta actividad ha contribuido a la recuperación y promoción de los oficios de artesanía, así como al mejoramiento del nivel de vida de los Kho Mu. – VNA

VNA – CUL