Hanoi (VNA) – Con 89,88 por ciento de votos a favor, la Asamblea Nacional de Vietnam aprobó hoy una resolución sobre el plan de inversión pública durante el período 2016-2020, que estipula un techo de casi 90 mil millones de dólares para los gastos en el próximo lustro. 

El 60 por ciento de esa suma proviene del presupuesto central e incluye 13 mil 350 millones de dólares de préstamos extranjeros y 36 mil 500 millones de dólares del capital doméstico, el cual incluye 11 mil 600 millones de dólares movilizados por los bonos gubernamentales. El resto saldrá del retiro de capitales de empresas estatales. El capital de los presupuestos locales representa el 40 por ciento del total. 

El plan también prepara un capital de repuesto equivalente a 10 por ciento de los respectivos recursos para la solución de asuntos imprevistos.

El Parlamento decidió dedicar casi tres mil 240 millones de dólares a los programas de objetivos nacionales en materia de construcción de nuevas áreas rurales y de desarrollo sostenible. 

El proyecto del aeropuerto internacional Long Thanh, en la provincia sureña de Dong Nai, recibirá 220 millones de dólares, y otros planes importantes tendrán acceso a un financiamiento de tres mil 560 millones de dólares. 

La planificación presupuestaria sirve para el desarrollo socioeconómico del país hasta 2020, incluidos los planes aprobados de los ministerios, sectores y localidades. 

El capital doméstico, excepto el financiamiento movilizado de los bonos gubernamentales, se dedicará al pago de las deudas de construcción básica y a la recuperación de los pagos por adelantado. 

También se invertirá en los proyectos que utilizan ayuda oficial al desarrollo y préstamos preferenciales de patrocinadores extranjeros, así como a los planes que se deberán concluir para 2020. 

El capital de los bonos gubernamentales servirá para los proyectos importantes de transporte e irrigación, y el financiamiento restante se destinará a las actividades de atención médica y educación para las comunidades minoritarias. 

Además, la resolución plantea medidas para garantizar la eficiencia del plan de inversión pública a mediano plazo, con énfasis en la reestructuración de los gastos del presupuesto estatal. 

El número de los pagos por adelantado será minimizado, mientras el uso de capital de repuesto se controlará estrictamente, según la resolución, la cual también planea dedicar el capital estatal y movilizar otros recursos para la construcción de infraestructuras mediantes proyectos de asociación público-privada. 

El documento estimula la participación del sector privado en la salud, educación, cultura, deportes y construcción de infraestructura en áreas rurales. 

Se intensificará la inspección y supervisión del uso de las inversiones públicas y se aplicarán sanciones más estrictas a los casos violatorios. – VNA