El primer ministro de Japón, Shinzo Abe (Fuente: AP)
Tokio (VNA)- El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, expresó sus condolencias a la familia de Le Thi Nhat Linh, niña vietnamita de nueve años asesinada en la ciudad de Matsudo, provincia nipona de Chiba, a finales de marzo.

Durante una reunión con el embajador vietnamita, Nguyen Quoc Cuong, el premier anfitrión pidió al diplomático que transmitiera su pesar a la familia de Nhat Linh.

También afirmó que el gobierno japonés no está escatimando esfuerzos para ayudar a la familia de la desafortunada infante a superar la gran pérdida.

Por su parte, Quoc Cuong agradeció a Shinzo Abe, al gobierno y al pueblo de Japón por su solidaridad y simpatía tras la tragedia.

Manifestó su anhelo de que las agencias concernientes de Japón pronto determinen y procesen al culpable rigurosamente de acuerdo con la ley.

En la reunión, Abe también mostró su deseo de que el primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, haga una visita oficial a la Nación del Sol Naciente este año, con el fin de fortalecer la creciente asociación estratégica entre los dos países.

Según fuentes oficiales, la policía japonesa detuvo el viernes a Shibuya Yasumasa, por sospechar su vinculación con el asesinato de la niña vietnamita Le Thi Nhat Linh, cuyo cadáver fue encontrado el 24 de marzo en una orilla ribereña en la ciudad de Akibo, en la prefectura de Chiba.

Los investigadores confirmaron la coincidencia del ADN de Yasumasa, residente de Matsudo, una localidad cercana a la casa de la desafortunada, con la muestra encontrada en el cuerpo sin vida de Nhat Linh.

Revelaron que Yasumasa había conversado con la niña vietnamita antes de que ella desapareciera y fuese asesinada.

El sujeto fue presidente de la Asociación de Padres de Alumnos de la escuela Matsudo, donde estudió Nhat Linh y también participó en actividades voluntarias de garantía de la seguridad de los alumnos en la zona residencial alrededor del centro docente.

De acuerdo con las fuentes, casi todas las mañanas Yasumasa se paraba en el mismo lugar en la encrucijada cerca de la escuela y saludaba a la niña.

Con anterioridad, medios de comunicación locales reportaron la desaparición de la vietnamita, alumna de la escuela secundaria Matsudo.

El acontecimiento fue reportado después de que su maestra informara a la familia de la víctima su ausencia. Los allegados de la pequeña solicitaron la ayuda de la policía al no encontrarla.

Según fuentes cercanas al caso, Nhat Linh solía ir a la escuela por su propia cuenta, pues la institución quedaba cerca de su domicilio y la infante estaba acostumbrada a realizar dicho itinerario. En aquel momento, llevaba un traje gris, un sombrero amarillo y una mochila roja. – VNA

VNA- POL