Manila (VNA) El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, publicó nombres de más de 160 jueces, alcaldes, parlamentarios y oficiales militares vinculados al tráfico de drogas, y al mismo tiempo, les pidió confesar en servicio a la investigación. 

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (Fuente: Xinhua/VNA)

Además exhortó a retirar el permiso del uso de armas personales de policías o soldados sospechosos y les pidió a renunciar a sus cargos. 

Ratificó que esa lista, que incluye también algunos amigos suyos, no se distorsiona por fines individuales o políticos. 

Enfatizó que tiene responsabilidad de publicar esa información para que la población tome conciencia de la amplitud del tráfico de drogas.

Durante un mes a partir de la asunción de la presidencia de Rodrigo Duterte, se ultimaron más de 400 sujetos de tráfico de drogas y detuvieron a más de cuatro mil 400 personas, mientras que cerca de 600 mil personas confesaron sus delitos. –VNA