Ciudad Ho Chi Minh, 05 Ene (VNA)- La conmemoración de la victoria sobre el régimen genocida de Pol Pot el 7 de enero de 1979 es una ocasión para que Camboya extienda el agradecimiento profundo a los combatientes voluntarios vietnamitas, afirmó Im Hen, cónsul general camboyano en Ciudad Ho Chi Minh.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


Al intervenir hoy en el acto conmemorativo por el aniversario 38 de la efeméride y el triunfo de la defensa de la frontera suroeste, el diplomático subrayó que ningún individuo puede distorsionar la historia, especialmente la firme solidaridad entre los dos países.    

Además agradeció el respaldo de Vietnam, en general, y de Ciudad Ho Chi Minh, en particular, para con Camboya en la etapa difícil de los años 80 y 90 del siglo anterior y en la actual causa de construcción y desarrollo nacional.

Por su parte, Truong Minh Nhut, presidente de la filial de la Asociación de Amistad Vietnam-Camboya en Ciudad Ho Chi Minh, recalcó que el 7 de enero de 1979 marcó un hito importante de la solidaridad internacional desinteresada y la amistad especial entre ambas partes.    

Ese hecho histórico ayudó a Camboya a salir del genocidio de Pol Pot y abrir una nueva era de independencia, libertad y resurrección, aseveró.    

Tras resaltar los logros socioeconómicos de Camboya durante los últimos 38 años, ratificó que la Asociación, junto con el pueblo vietnamita, continuará impulsando las actividades de cooperación de amistad con el país vecino.

El evento es la actividad para da comienzo a una serie de programas conmemorativos con motivo del aniversario 50 del establecimiento de los vínculos diplomáticos (24 de junio), incluido el intercambio amistoso entre los dos pueblos y las actividades caritativas a favor de los camboyanos pobres y los vietnamitas residentes en el país vecino.

El régimen del Khmer Rojo, liderado por Pol Pot, es responsable de la muerte de casi tres millones de camboyanos entre 1975 y 1979.         

Durante su invasión en el territorio suroeste vietnamita, los Khmer Rojos mataron a los pobladores locales, incluso ancianos, mujeres y niños y violaron gravemente la independencia, soberanía e integridad territorial de Vietnam.         

Ante las atrocidades de Pol Pot y en respuesta al llamamiento del pueblo vecino, los combatientes vietnamitas se unieron con sus similares camboyanos para derrocar a ese régimen cruel.- VNA

VNA- SOC