Moscú (VNA) La portavoz de la Cancillería de Rusia, Maria Zakharova, declaró que la postura “firme e invariable” de Moscú es que las partes concernientes en las disputas en el Mar del Este no deben recurrir la fuerza sino continuar impulsando una solución político-diplomática con base en el derecho internacional.

La portavoz de la Cancillería de Rusia, Maria Zakharova (Fuente: Reuters/ VNA)


Rusia apoya los esfuerzos de China y de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN) para preparar el Código sobre la Conducta de las Partes Concernientes en el Mar del Este, mencionó la vocera.

También destacó que Rusia en principio no toma partido, ya que el país no es una parte interesada y no será arrastrado a la disputa.

Tal declaración fue dada a conocer después de que la Corte Permanente de Arbitraje (PCA, en inglés) dictaminara el día pasado 12 sobre la demanda de Filipinas contra China en relación con la disputa en el Mar del Este.

Según el veredicto, la PCA refutó la reclamación irracional de China en esas aguas y afirmó que la demarcación llamada “línea de los nueve puntos” de Beijing contradice los términos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982.

China no tiene pruebas históricas sobre el Mar del Este ni base legal para sus reclamaciones sobre los recursos en las áreas marítimas dentro de la demarcación llamada “línea de los nueve puntos”, resaltó.

El fallo del PCA reiteró que ninguna isla del archipiélago Truong Sa (Spratly) crea a China el derecho de reclamar una zona económica exclusiva (ZEE) , al mismo subrayó que el país más poblado del mundo causó daños duraderos e irreparables al sistema de arrecifes de coral en Truong Sa.

En tal sentido, Beijing no tiene la jurisdicción de ZEE en la zona de 200 millas náuticas alrededor del arrecife Vanh Khan (Mischief) o del banco de arena Co May (Thomas), declaró la Corte.

También clarificó que la estructura Ba Binh (Itu Aba) es un arrecife de roca, por eso no reúne las condiciones necesarias para establecer una ZEE.

El tribunal señaló que China perjudicó los derechos a la pesca tradicional de Filipinas en el arrecife de Scarborough, y que las acciones de Beijing exacerban aún más las disputas con Manila en el contexto de que las partes se empeñan en resolver el problema. –VNA