Foto de ilustración (Fuente: VNA)

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Vietnam y la Unión Europea (UE) brindará importantes oportunidades a las empresas de ambas partes para que expandan el acceso de los productos y servicios a los mercados.

Así lo afirmó la comisionada de comercio de la UE, Cecilia Malmström, al referirse al acuerdo logrado a fines de mes entre ambas partes sobre el principio de este pacto y la conclusión de sus negociaciones luego de dos años y medio.

Consideró que el TLC ayudará al bloque a incrementar los negocios con Vietnam, una de las economías más dinámicas en el Sudeste Asiático.

Este tratado también servirá como modelo más novedoso y optimizado para los futuros TLC entre la Unión Europea y países en desarrollo y al mismo tiempo creará un buen estándar en el comercio entre la agrupación y la región sudesteasiática, añadió.

Mientras, el saliente embajador y jefe de la representación de la UE en Vietnam, Franz Jessen, comentó que el TLC patentiza la confianza mutua sobre el papel crucial del comercio en el impulso del crecimiento económico, creación de empleo y desarrollo sostenible.

Este TLC muestra la ambición de liberalizar el mercado de la ASEAN y poner en equilibro la balanza comercial entre la UE y una economía emergente como Vietnam, observó.

Para maximizar los beneficios del acuerdo, Vietnam necesita aumentar el valor agregado de los productos aprovechando los privilegios arancelarios y prepararse ante el próximo flujo de inversiones desde los Veintiocho, recomendó.

Un sondeo sobre el Índice de Clima Empresarial (ICE) en el segundo trimestre, publicado recientemente por la Cámara Europea de Comercio en Vietnam (EuroCham), señala una ligera mejoría en la confianza y expectativa de las compañías europeas que invierten en el país.

EL ICE alcanzó 77 puntos, frente a los 75 del periodo anterior.

El por ciento de las empresas encuestadas dijeron que el clima de negocios “está bien”, mientras en el primer trimestre estas respuestas sólo ocuparon el 45 por ciento.

El 27 por ciento calificó en nivel medio, y las contestas “excelente”, “no está bien” y “muy mal” representan el seis, ocho y tres por ciento, respectivamente.

Además, la mayoría de las compañías se manifestaron optimistas sobre el futuro en Vietnam.

Desde 2014 hasta la fecha, las exportaciones de Vietnam a la UE alcanzaron un ritmo de crecimiento de 15 – 17 por ciento y en cambio, sus importaciones de mercancías y servicios europeos aumentaron en 5 – 7 por ciento cada año. – VNA